Mundo
Ver día anteriorJueves 10 de febrero de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La mayoría, en favor de las dos mujeres y contra el líder de Wikileaks

Defiende el premier sueco a la justicia de su país por el caso contra Julian Assange
Dpa y Afp
 
Periódico La Jornada
Jueves 10 de febrero de 2011, p. 33

Estocolmo, 9 de febrero. El primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, defendió hoy a la justicia de su país y los derechos de las mujeres en el caso judicial contra Julian Assange, fundador del portal Wikileaks, acusado de abuso sexual.

Lamento que los derechos y la posición de las mujeres reciban tan poca atención cuando se trata de cuestiones así, dijo Reinfeldt en el Parlamento de Estocolmo, según el diario sueco Expressen.

Es importante que nosotros en Suecia hayamos llegado a un punto en el que no se aceptan violaciones ni abusos sexuales, dijo, y añadió que que es lamentable que los derechos de las mujeres parezcan no tener valor cuando se habla de este tipo de casos.

La fiscalía del país escandinavo pide la extradición de Assange desde el Reino Unido debido a que dos mujeres suecas lo acusan de haberlas forzado a tener relaciones sexuales y sin protección.

Assange acusa a la justicia sueca de parcial y de un proceso motivado políticamente por Estados Unidos, luego que Wikileaks inició la filtración de más de 250 mil cables que pusieron en entredicho a la diplomacia estadunidense.

La fiscal sueca Marianne Ny quiere que Assange sea enviado a Suecia sólo para interrogatorios, ya que aún no se ha decidido sobre una posible acusación formal.

El tribunal londinense que lleva el pedido de extradición del activista australiano ha previsto una nueva citación para el viernes.

En Suecia, la opinión parece acordar más simpatía y dar mayor crédito a las dos mujeres que acusan a Assange. La balanza, que para algunos personajes culturales se inclinaba en favor de la inocencia de Assange y las sospechas que despertaban sus acusadoras, ha cambiado claramente de lado, estimó Hanna Kjoller, editorialista del diario sueco Dagens Nyheter.

Según Rebecka Aahlund, periodista independiente, una puerta ha sido abierta para una discusión sobre el sexo, y el caso ha dado pie a un debate en el seno de la población sueca sobre los elementos que constituyen una agresión sexual o una violación.