Espectáculos
Ver día anteriorViernes 8 de abril de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 

Lucía Bosé fue homenajeada en el festival de Guanajuato por su trayectoria actoral

El cine ha dejado de ser una fábrica de sueños para caer en la vulgaridad
Foto
Nos encantan las historias de amor, dijo Lucía BoséFoto Carlos García
Carlos García
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 8 de abril de 2011, p. a13

Guanajuato, Gto., 7 de abril. El cine está dejando de ser fábrica de sueños para caer en la vulgaridad, al reproducir la violencia cotidiana que se vive en el mundo, consideró Lucía Bosé, Miss Italia 1947, quien fue homenajeada en el Festival de Cine Europeo de Guanajuato por su trayectoria actoral.

Lo que más le gusta a la gente es la realidad, pero ya que la tenemos en la calle, por qué ir al cine a verla, cuando podemos ir a ver una historia romántica, de amor, que nos encanta, dijo la mamá del cantante Miguel Bosé.

Es una realidad que en esta época lo que predomina son las historias de violencia; eso es lo que hay en las salas de proyecciones, comentó.

Antes el cine hacía soñar; ahora es más violencia, más agresividad y, más que eso, se cae en la vulgaridad. No me gusta, dijo la actriz, quien llegó a la pantalla grande tras ganar el certamen de belleza en Italia.

La protagonista del largometraje Non c’è pace tra gli ulivi (1950), de Giuseppe de Santis, expresó que se siente honrada por este homenaje, porque a las actrices nos encanta que nos homenajeen; es una forma de recordar.

Para Bosé ha habido mejoras y retrocesos del cine que se hacía en Europa en los años 50. Para mí en muchas cosas ha decaído y en otras ha mejorado. Es natural, ¿no?, la industria se ha transformado completamente, refirió.

Lucía Bosé agregó que las mejoras son resultado del uso de nuevas tecnologías, pero sostuvo que le gustaba más como se rodaba una cinta hace 60 años.

Lamentó que la televisión le haya ganado terreno al séptimo arte. Para mí la televisión no es arte, el cine sí lo es. La televisión ha llegado a todo el mundo; está en las casas, de las que nunca sale. Está como lo hijos que nunca se van, dijo a La Jornada.

“En Italia la gente no puede vivir sin la televisión. Se levanta y conecta todos los aparatos que tiene en su casa, hasta en el baño.

Me gusta ir al cine, comer palomitas. Cuando voy a una sala a ver una película, siempre la recuerdo. Cuando la veo en televisión se me olvida en seguida, señaló la actriz, luego de comentar que las cintas que que ha visto recientemente son El cisne negro y El discurso del rey.

El Festival del Cine Europeo concluirá el próximo 10 de abril. Entre sus actividades incluyó el encuentro de profesionales en el que participaron Bosé y el cineasta Jaime Chávarri de la Mora, de España, y Eliseo de Pablos, director del festival, así como el escritor Gérard Imbert y el realizador mexicano Amat Escalante.