Política
Ver día anteriorViernes 8 de abril de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El Senado la ratifica como procuradora; la mayoría de perredistas votan en contra

Marisela Morales ofrece romper inercias que encubren la corrupción en la PGR
Foto
En el Senado, Marisela Morales rinde protesta como procuradora general de la RepúblicaFoto Carlos Cisneros
Andrea Becerril y Víctor Ballinas
 
Periódico La Jornada
Viernes 8 de abril de 2011, p. 14

El Senado ratificó a Marisela Morales como titular de la Procuraduría General de la República (PGR) tras un debate de más de dos horas, en el que legisladores perredistas advirtieron que la funcionaria está en la misma línea de permitir la subordinación de la dependencia al Presidente, cuando se vive la crisis de violencia e inseguridad más grave en la historia del país.

La gran mayoría de los perredistas votó en contra de la ratificación de Morales. En tribuna, Pablo Gómez Álvarez, Tomás Torres y René Arce advirtieron que se requiere respetar la Constitución y dar autonomía plena a la PGR para garantizar que la justicia no se utilice como instrumento político.

Gómez Álvarez reprochó a la bancada del tricolor que avalara la ratificación de Morales sólo por la promesa de que la PGR no se inmiscuirá en las campañas electorales ni será usada para difamar o acusar a los candidatos priístas.

Frente al enorme problema de violencia en el país, no aceptamos ese trueque político, recalcó, y en otra intervención preguntó qué más negoció el tricolor.

Desde la presidencia del Senado, Manlio Fabio Beltrones respondió: No creo que se pueda negociar nada.

Mientras, al hablar a nombre de la bancada tricolor, el senador Jesús Murillo Karam recordó que un día antes, cuando se le preguntó si obedecería órdenes del Presidente de la República, Morales contestó, con claridad mental, que tendría que acatar en lo administrativo, pero no en lo sustancial. Para mí, ése es el compromiso, recalcó.

Hacerse tarugo es no debatir

Gómez Álvarez, sin embargo, hizo notar que Morales no podrá cumplir ningún compromiso si recibe una instrucción del presidente Felipe Calderón para actuar contra adversarios. Recordó que el michoacanazo se ordenó desde Los Pinos, fue llevado a cabo por el secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, y acatado plenamente por la PGR.

Tomás Torres y René Arce insistieron en que se debe impulsar desde el Congreso la plena autonomía del Ministerio Público de la Federación, con el fin de que el abogado de la nación sea un representante de la sociedad que no esté subordinado al Poder Ejecutivo.

Arce convocó a los priístas a discutir de inmediato y seriamente las iniciativas que dan al titular de la PGR y a los procuradores estatales autonomía total para responder a los intereses de la ciudadanía y no de quien los nombra.

Murillo Karam respondió que retoman el llamado, pero, por lo pronto, los priístas se quedan con el perfil correcto de Morales, su trayectoria adecuada y su compromiso expresado.

El presidente de la Comisión de Justicia, el panista Alejandro González Alcocer, comentó que en su grupo parlamentario están dispuestos a discutir acerca de la autonomía del Ministerio Público, pero con responsabilidad, no nada más a lo tarugo.

La respuesta de Arce fue inmediata. Hacerse tarugo, dijo, es no discutir las muchas iniciativas pendientes, varias de ellas en la comisión del panista.

A nombre del Partido del Trabajo, Ricardo Monreal sacó a relucir los casos de persecución política en que ha estado involucrada Morales, entre ellos el desafuero de Andrés Manuel López Obrador y el michoacanazo.

Sin embargo, expuso que su bancada no votaría en contra, y sólo se abstendrían por considerar que Morales nunca ha militado en ningún partido político, tiene carrera judicial y es mujer.

Morales fue ratificada con 84 votos a favor, 15 en contra y siete abstenciones, y ayer mismo rindió protesta ante el pleno. Ya como procuradora, saludó de mano a casi todos los senadores. Con el coordinador perredista charló varios minutos. Se tomó una foto con sus dos hijos en el salón de plenos y salió apresurada.

Por tratar de evitar a los reporteros, el personal de seguridad de la titular de la PGR rompió el vitral emplomado de una puerta contigua al salón de sesiones. En el patio de Xicoténcatl, Morales agradeció a Calderón el nombramiento, y al Senado la ratificación, y declaró: Mi lealtad es con México, mi disciplina es la ley y mi orientación es la búsqueda de justicia.

En lo que fue su primer discurso como responsable de la PGR, Morales aseguró que una de sus prioridades será no tolerar que el cuerpo de fiscales y agentes del Ministerio Público Federal incurran en desviaciones de conducta que comprometan la imagen de la institución, pues traicionan al servicio público y, lo que es peor, a la patria.

Aseguró que la dependencia romperá inercias que encubren la ineficiencia, la desviación de conductas y, por qué no decirlo de frente, la corrupción.

Destacó que la llamada Operación Limpieza, que implicó el encarcelamiento de varios altos funcionarios de la Subprocuraduría de Investigación en Delincuencia Organizada (SIEDO) por presuntos vínculos con el narcotráfico, ha ampliado su alcance y continuaremos con ella.

Ordenó reforzar la estructura de la SIEDO, con el fin de mejorar su capacidad en el combate a la delincuencia organizada, tarea de la más alta prioridad.

Con información de Alfredo Méndez