Cultura
Ver día anteriorLunes 10 de octubre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Concluyó el festín cultural en Jalapa; se calcula una asistencia de más de 18 mil personas

Los jóvenes hicieron suyo el Hay Festival; fue muy exitoso

Queremos tenerlo aquí por los próximos cinco años, dijo el director Peter Florence

Estos encuentros son un reflejo de lo que se debe hacer contra la violencia, señaló Cristina Fuentes

Ericka Montaño Garfias
Enviada
Periódico La Jornada
Lunes 10 de octubre de 2011, p. 9

Jalapa, Ver., 9 de octubre. El Hay Festival se queda en Jalapa, ciudad donde más de 18 mil personas participaron en los distintos actos que durante los pasados cuatro días, de jueves a domingo, se ofrecieron en varios recintos de la capital veracruzana.

Para ser el primer Hay Festival en la ciudad ha sido muy exitoso, hemos tenido más de 18 mil personas, mucho más de lo que habíamos anticipado; al parecer ellos entendieron de lo que trata: los jóvenes lo hicieron suyo y participaron. El Hay Festival, que prácticamente es el mismo alrededor del mundo, es una mezcla de ideas, de historias, de energía, muy difícil de describir; lo sabes hasta que lo ves. Aquí esto funcionó, hay una energía mágica entre los invitados nacionales e internacionales. Es muy pronto para decirlo, en cinco años diremos cómo ha sido y qué ha pasado, pero hasta ahora luce bastante bien, dijo Peter Florence, director de los Hay Festivals, a La Jornada.

Queremos tenerlo aquí por los próximos cinco años, desarrollarlo, hacerlo crecer. Es una aventura; podemos decir que este parece ser el lugar perfecto para esta aventura: el contexto es bueno, hay simpatía y, lo más importante, es que la gente es adorable, no pudimos haber pedido una mejor bienvenida.

Oferta multidisciplinaria

Durante estos cuatro días se realizaron casi 100 actividades, entre conciertos, diálogos de escritores y periodistas, exposiciones, entre ellas Limulus, de Brian Nissen, y talleres para jóvenes, quienes tuvieron encuentros directos con los autores. También hubo proyección de documentales y películas, así como la puesta de la Iliada, basada en el libro de Alessandro Baricco, a cargo de la compañía de teatro El Milagro, donde retomaron seis de los 21 monólogos que integran el volumen, además de los conciertos de Michael Nyman, Molotov y Sargento García, con el que este domingo cerró el encuentro.

Asimismo, fue posible acceder a libros de los autores invitados –con sesiones de firmas de sus obras– y encontrar joyas, como la colección Sergio Pitol. Traductor, de la Universidad Veracruzana, con títulos como Las puertas del paraíso, de Jerzy Andrzejewski, o El ajuste de cuentas, de Tibor Déry.

Cristina Fuentes La Roche, directora de Hay Festivals Latinoamérica, señaló que esta primera edición en Jalapa –la sede anterior fue Zacatecas– ha sido un gran comienzo. Calculamos más de 18 mil visitantes, 6 mil más que en Zacatecas, y vinieron en total 98 participantes de distintos sitios de América Latina, Gran Bretaña, México por supuesto, incluso del mundo árabe, que tuvieron como escenarios la Casa del Lago, la Biblioteca Carlos Fuentes, el Centro Cultural El Ágora, el Teatro del Estado y los museos de Antropología y del Transporte.

Foto
Ayer, el escritor Sergio Pitol sostuvo una reunión con amigos escritores, como homenaje a la amistad y reconocimiento a su generosidadFoto Sergio Hernández Vega

El reto principal para la edición veracruzana fue el de la logística, comenzar de nuevo, pero eso fue un poco más fácil debido a que el Hay Festival ya es más conocido debido a los encuentros que se realizan en otras sedes, como India, Colombia, Gales, y Kenia, agregó.

Sin duda, el número de visitantes aumentó respecto de Zacatecas, debido a que se duplicó el número de actividades. Fue una programación más ambiciosa, destacó Fuentes La Roche, y ahora queremos que sea permanente esta sede, como hemos hecho en otras partes del mundo.

Precisó que la inversión fue de cerca de un millón de dólares, compartida entre el gobierno del estado de Veracruz, el ayuntamiento de Jalapa y la Universidad Veracruzana; también apoyó el British Council y otros organismos, editoriales y embajadas.

Evidentemente, se tomó en cuenta el contexto de violencia que se vive en México, pero ninguna de los autores canceló su participación por esa causa. Sí hubo cancelaciones dos o tres, como ocurre en todos los festivales, pero ninguno se debió al tema de la violencia. Creemos que la conversación que propicia el festival es un acto de tolerancia, de libertad; creo que sentarse a hablar, a discutir, es un acto de civismo también. Hemos tenido temas que van desde la literatura y la poesía a la migración. Estos encuentros sirven para buscar soluciones, creo que es un gran reflejo de lo que se tiene que hacer, creo que conversar es algo fundamental.

Es cierto, reconoció, que ha habido acontecimientos recientes en Veracruz de los que todos sabemos, y sí hubo un momento de preocupación, pero el gobierno del estado nos puso un protocolo de seguridad y la gente ha estado feliz. Además, todo mundo sabe que México está pasando por una situación difícil, pero que este país es mucho más que esa situación.

El jueves pasado, el festival se inició con un homenaje a Sergio Pitol, quien radica en esta ciudad, y este domingo se llevó a cabo un encuentro con amigos fue de los últimos actos programados.

Pitol y sus amigos, Margo Glantz, Rosa Beltrán, Cristina Fernández Cubas, Darío Jaramillo y Manuel Gutíerrez Aragón. Un pequeño homenaje a la amistad y un reconocimiento a la generosidad de El mago de Viena, quien de muchas maneras ayudó e impulsó las locuras de estos escritores, quienes desde mucho antes de que llegara la fama, descubrieron en él a uno de los grandes maestros de la literatura.