Economía
Ver día anteriorSábado 15 de octubre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Entregan en la oficina de Bloomberg documento con 100 mil firmas para repudiar la acción

Triunfa Ocupa Wall Street ante el alcalde y la empresa que pretendían el desalojo

La novia del funcionario es integrante de la junta directiva de la compañía dueña de la plaza

Foto
Un policía empuja a un manifestante que marchaba por las calles aledañas a Wall Street, en Nueva YorkFoto Ap
David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Sábado 15 de octubre de 2011, p. 23

Nueva York, 14 de octubre. Ocupa Wall Street triunfó contra el alcalde, su policía y una poderosa empresa al defender su ocupación de la llamada Plaza Libertad con una masiva demostración de solidaridad, obligando a que la alcaldía suspendiera su orden de expulsión del plantón minutos antes de que la policía tenía programado intervenir.

A lo largo de la noche de jueves, cientos llegaron a la plaza. Al amanecer unos 2 mil la llenaron para resistir la orden del alcalde Michael Bloomberg de que el plantón fuera levantado temporalmente empezando a las 7 horas para llevar a cabo trabajos de limpieza y mantenimiento, y la advertencia de que se emplearía la fuerza pública si los manifestantes rehusaban trasladarse. Ocupa Wall Street y sus simpatizantes consideraban que sólo era un pretexto para expulsarlos de la plaza que habían tomado desde el 17 de septiembre.

Esta mañana la policía empezó a multiplicar su presencia por la zona, y se instalaron barreras alrededor de la periferia del pequeño parque, mientras que los manifestantes, con escobas y trapeadores, afirmaban que no sólo no se moverían, sino que después de resistir marcharían a Wall Street para limpiar más bien el desorden del sector financiero.

Ofrece empresario del hip hop pagar la limpieza

Durante todo el día y noche de ayer, el sistema de comunicación pública con la alcaldía fue saturado por miles de llamadas de simpatizantes de todo el país denunciando la acción de Bloomberg, mientras que se entregó, dicen activistas, una petición con más de 100 mil firmas en sus oficinas. Dirigentes sociales y algunos líderes políticos expresaron su oposición y proponían promover una negociación entre los manifestantes y la empresa de bienes raíces dueña de la plaza, Brookfield Properties (donde la novia del alcalde es integrante de la junta directiva) para llegar a un acuerdo para mantener la plaza bajo ocupación. El empresario de hip hop Russell Simmons indicó que estaba dispuesto a pagar la limpieza si el alcalde desistía.

Al acercarse la hora, sindicalistas de los gremios de transporte, automotriz, de servicios, maestros y más aparecieron para integrarse a la defensa de la plaza. La central obrera AFL-CIO emitió anoche un llamado a sus afiliados a defender Ocupa Wall Street. También llegaron estudiantes, líderes sociales y políticos, incluso algunos concejales del gobierno municipal, religiosos y veteranos de guerra, entre otros que han expresado su solidaridad o se han integrado a esta protesta durante el último mes. Había tensión, pero también un sentir colectivo y eléctrico de fuerza.

Unos 40 minutos antes de la hora citada para la expulsión, la alcaldía anunció de pronto que se suspendía, por ahora, el inicio de la limpieza. Estalló entonces el regocijo en la plaza con abrazos, gritos de alegría y un coro levantó las consignas de somos el 99 por ciento, todo el día, toda la semana, ocupemos Wall Street, y también entonaron la canción We’re not going to take it (no lo vamos a permitir).

El alcalde informó que la empresa había retirado, a última hora, su solicitud de asistencia de la fuerza pública para proceder con su limpieza, y que políticos la habían presionado, pero muchos aquí consideran que eso sólo fue cierto en parte y que Bloomberg y sus asesores se dieron cuenta de que habían cometido un grave error, como comentó uno de los defensores de la plaza. La alcaldía informó que la empresa también había indicado que ahora confiaba en que podía llegar a un acuerdo con los ocupantes para mantener la plaza, pero también indicó que fue una suspensión temporaria de la orden. Pero para los manifestantes, fue un triunfo más.

Bill Buster, un vocero designado por Ocupa Wall Street, declaró a La Jornada que lo que ocurrió esta mañana fue otra muestra increíble de apoyo del pueblo estadunidense y los neoyorquinos. Bloomberg y la policía no intercedieron al final por la masa física de la gente aquí, por el apoyo masivo de gente, de celebridades, de políticos, y todos los que están dispuestos de venir aquí para enviar un mensaje, aun si eso implica ser golpeados y arrestados.

Explicó: “somos un movimiento popular, estamos trabajando a favor de todos, estamos cambiando el curso de la política para todos, y todos son bienvenidos sean quien sean, aquí nos escuchamos entre nosotros, nadie busca beneficiarse más de esto que otros. Y esperamos ver un cambio en el gobierno… Si no lo podemos lograr de manera pacífica, pero el gobierno no tiene opción: o cambian o serán cambiados. Y es porque no es aceptable como están las cosas, tener a empresas y ricos controlando las cosas, incluso comprando a los políticos. Es obsceno, y no hay lugar para ello en la política estadunidense”.

El vocero, agotado después de esta larga noche que amenazaba ser la última para el plantón, agregó que esto es una llamada a despertar. Y la gente se está levantando por todo Estados Unidos.

Poco después, entre 200 y 400 iniciaron la marcha prometida a Wall Street para lavar ese desastre. Se los impidieron al sellarse, una vez más, la entrada a la famosa calle. Durante un par de horas después, hubo breves y mínimos enfrentamientos entre manifestantes y policía, con por lo menos 10 arrestados, en diferentes partes del distrito financiero, en lo que se convirtió casi en un juego de atrápame si puedes.

Mientras tanto, se reportó que el campamento de Ocupa Denver fue expulsado por la policía durante la madrugada hoy, y Ocupa Wall Street informó que habían acciones represoras contra este movimiento de protesta, con arrestos, en siete ciudades, incluyendo Seattle, San Diego, Kansas City, en varios lugares en Texas.

El movimiento ha convocado acciones a nivel internacional este sábado 15 de octubre, donde aquí los bancos serán el objetivo. Nosotros ocuparemos todas partes, advierten.