Política
Ver día anteriorMartes 18 de octubre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La agrupación se compromete a edificar refugio para indocumentados en Oaxaca

Suprimir leyes antimigratorias, exige frente binacional a Obama y Calderón
Foto
Asistente a la asamblea del Frente Indígena de Organizaciones Binacionales, realizada el fin de semana en Oaxaca. La agrupación tiene presencia en esa entidad, así como en Baja California y CaliforniaFoto David Bacon
Arturo Cano
Enviado
Periódico La Jornada
Martes 18 de octubre de 2011, p. 10

Oaxaca, 16 de octubre. El Frente Indígena de Organizaciones Binacionales (FIOB), peculiar agrupación con militantes y dirigentes en Estados Unidos y México, celebra 20 años con demandas dirigidas a los presidentes Barack Obama y Felipe Calderón. Al primero le exige terminar con leyes y programas que discriminan a los migrantes, y al segundo... más o menos lo mismo.

El FIOB, que tiene presencia creciente en Oaxaca, Baja California y California, enfoca sus baterías contra el programa Comunidades Seguras, herramienta que ha ayudado a Obama a ser el campeón de las deportaciones. Es una política inhumana que castiga a los migrantes y acrecienta el ambiente hostil que de por sí padecen en muchos lugares de Estados Unidos, señala.

En aquel país, según relatan varios delegados asistentes a la séptima asamblea binacional del FIOB, los migrantes mexicanos son objeto de reclamos de sus pares centroamericanos, quienes les reprochan el maltrato que padecen en su tránsito por México.

Ya no podemos contestarles simplemente que es una cosa del gobierno federal. Por eso estamos impulsando que se proteja a los migrantes en su paso por Oaxaca, y acordamos impulsar la creación de casas de refugio en el istmo de Tehuantepec, donde tenemos presencia, y en otros lugares del estado, asevera Odilia Romero, saliente coordinadora de asuntos de la mujer.

El FIOB pretende que México no sea candil de la calle y oscuridad de su casa, por lo cual demanda reformar la ley de migración que, en su mirada, incrementa la represión de las autoridades contra los indocumentados centroamericanos y la discriminación por razones de nacionalidad.

En Santo Domingo Zanatepec, población de mayoría zoque en el istmo, se edificará, promete el FIOB, el primer refugio de migrantes creado por una organización social.

La navegación electoral

El sábado 15 de octubre el encuentro fue inaugurado por Gerardo Albino, secretario de Desarrollo Social del gobierno de Gabino Cué. Asistieron también otros funcionarios estatales, entre ellos Rufino Domínguez, director del Instituto Oaxaqueño de Atención al Migrante, ex coordinador general del FIOB desempacado hace menos de un año de Fresno, California.

¡Qué diferencia hace una elección en nuestro estado!, afirma, en el recibimiento, Gaspar Rivera Salgado, doctor en sociología, coordinador saliente del FIOB y coautor, con Jonathan Fox, de un amplio estudio sobre la migración indígena en Estados Unidos.

La presencia de funcionarios locales es novedad y se debe a que el FIOB jugó con la coalición opositora en las elecciones de hace un año, con lo que terminaron las tensas relaciones entre esta organización y el gobierno oaxaqueño, más rudas con Ulises Ruiz.

No fue la primera incursión electoral del FIOB, que ya ha gobernado municipios y tenido diputados locales. Pero su navegación en las aguas electorales siempre ha sido cuidadosa.

Que uno de sus más destacados dirigentes sea ahora funcionario del FIOB no significa que el frente, aseveran sus dirigentes, obedezca al gobierno estatal.

Ponen de ejemplo un compromiso del gobierno estatal de entregar actas de nacimiento a indígenas oaxaqueños en Estados Unidos. Cuando ésta se pospuso por fallas de autoridades, algunas de las protestas más duras, y públicas, provinieron de comités del frente a los que dejaron colgados de la brocha.

Los idiomas y la canción

El domingo 16 siguen en la asamblea los delegados de 30 municipios de Oaxaca donde el FIOB tiene presencia, en las regiones de la Mixteca, los Valles Centrales y el istmo de Tehuantepec. De California han venido representantes de Fresno, Santa María, Madera, Santa Rosa, Los Ángeles y San Diego. De Baja California llegan desde San Quintín, Ensenada y Tijuana.

El cierre de la asamblea es apresurado. Los delegados de Tijuana sólo hallaron un vuelo desde Puebla y deben salir a la una de la tarde.

Las tres coordinaciones (Oaxaca, BC y EU) han acordado la candidatura común del abogado Bernardo Ramírez Bautista.

Luego de tres periodos en manos de residentes en California, la coordinación general binacional vuelve a Oaxaca, aunque el abogado Ramírez trabajó en cinco ocasiones en los campos agrícolas del otro lado.

La distancia y los escenarios tan diferenciados en los que trabajan los militantes del FIOB complican la selección de dirigentes. Así que el cargo de vicecoordinador es, en aras del equilibrio, para José González, mixteco con 20 años en Estados Unidos, residente en San Diego y supervisor en una cadena de farmacias.

González es trilingüe, igual que Silvia Ventura, de Los Ángeles, quien es electa coordinadora de asuntos de la mujer.

¡Que se presente, no la conocemos!, grita un delegado que vive en Oaxaca. Y ella se presenta tras un breve discurso en mixteco y español: Soy de San Miguel Cuevas, Mixteca baja; desde muy chica emigré y soy candidata a doctora en antropología social en la Universidad de California en Riverside...

Odilia Romero deja constancia de que el FIOB nunca ha tenido una coordinadora general mujer: como tarea recomiendo que la próxima elección tengamos varias candidatas a la coordinación general.

El abogado Ramírez recibe la vara de mando de manos de Rivera y, para finalizar, los delegados cantan por tercera vez el himno oficial del FIOB, esa letra de José López Alavez que suena siempre en los campos de California: ¡Oh, tierra del sol, suspiro por verte...!