Política
Ver día anteriorDomingo 4 de marzo de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
¡Feliz cumpleaños, Gabo!
Macondo y el mundo celebran a García Márquez por sus 85 años

Difícil, honrar con palabras a un artista del lenguaje, expresan sus lectores en México

Un clamor festeja al escritor colombiano nacido en 1927: ¿cuánta magia ha sido necesaria para convertirnos en lo que hoy somos, un continente lleno de tu brillo y esmero?

Mónica Mateos-Vega
 
Periódico La Jornada
Domingo 4 de marzo de 2012, p. 2

Macondo está de fiesta. El patriarca Gabriel García Márquez cumple 85 años.

La celebración es el 6 de marzo en ese Macondo que, a fuerza de imaginarlo durante décadas, casi se puede ya palpar, oler, sobre todo sentir, pues se ubica en el mundo de la literatura que el escritor forjó desde sus primeros escritos y novelas, como La hojarasca (1955), El coronel no tiene quien le escriba (1961), La mala hora y Los funerales de la Mamá Grande (ambas de 1962).

En realidad, Macondo, de la pluma de García Márquez, aparece por vez primera en su cuento Un día después del sábado, publicado en 1954. Con sus mariposas amarillas y lluvias interminables, Macondo irrumpió a plenitud en el imaginario latinoamericano en 1967, gracias a la monumental novela Cien años de soledad, que en una semana cautivó a 8 mil lectores, cifra récord de ejemplares vendidos en Buenos Aires, Argentina, donde se dio a conocer la obra publicada por la editorial Sudamericana.

A la fecha, la novela de 20 capítulos ha vendido más de 30 millones de ejemplares, ha sido traducida a 35 idiomas, por lo que Macondo, uno de los más entrañables universos literarios, se erige hoy como el lugar perfecto para festejar a Gabriel José de la Concordia García Márquez, nacido el domingo 6 de marzo de 1927 a las nueve de la mañana en Aracataca, Colombia.

El mejor regalo: la palabra

En el transcurso de la prolífica vida del premio Nobel colombiano, decenas de colegas y especialistas han analizado, debatido y festejado su obra.

En esta ocasión no solamente las luminarias, los famosos, sino también un puñado de macondianos, lectores de a pie, entrevistados en librerías o ferias del libro, frente a algún anaquel con la obra del autor de El amor en los tiempos del cólera, se agolpan en este espacio jornalero para obsequiar al patriarca Gabo (como lo llaman por el derecho que les da el cariño que le tienen) la joya que les enseñó a amar, el mejor regalo, dicen, que hoy desean compartir con él: la palabra.

La pregunta que, sin pensarlo dos veces respondieron, fue: ¿qué le dirías a Gabriel García Márquez en su cumpleaños?

He aquí los mensajes de felicitación para Gabo, por su 85 aniversario:

¡Felicidades, Gabo!, eres un ejemplo no sólo para las personas relacionadas con las letras, sino para todas las personas libres de Latinoamérica. Como ex estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México y ahora como profesor puedo decir que tus letras, tu palabra y todo lo que has hecho en la vida son un ejemplo para nosotros.

Enrique León Fernández, profesor de idiomas, 66 años

¡Felicidades por tus 85 invencibles! Parafraseándote: el secreto de una buena vejez no es otra cosa que un pacto honrado con la soledad, y tú nunca, ni en cien años más, la conocerás.

Gloria de los Ángeles, abogada, 48 años

¿Cuántos sueños has heredado, trastocado, bendecido? ¿Cuántos caminos abiertos en tan sólo una vida y mil letras? ¿Cuánto río manó de tu pluma, de tu mano, de tu senda? ¿Cuántos libros nos han hermanado? ¿Cuánta magia ha sido necesaria invocar para convertirnos en lo que hoy somos, un continente lleno de tu brillo y esmero? ¿Cuántos Gabos harán falta para descubrir tu misterio?

Raúl Godínez, escritor, 44 años

¡Eres un señorón!, tu narrativa me gusta demasiado, me has hecho viajar a mundos bien padres.

Sergio Vázquez de la Cruz, estudiante, 16 años

Escribió don Julio Scherer que Gabriel García Márquez dijo alguna vez que las prostitutas vulgares aburren en la cama, igual que los lugares comunes en las páginas de los libros, por ello Macondo es tan especial, tiene situado un lugar privilegiado en el mundo de las letras, único y de ensueño, como la imaginación del gran colombiano que tanto ha ayudado a los medios mexicanos libres. El mundo debe felicitar a Gabo por nacer, a la vida.

Rodrigo Hernández López, periodista, 26 años

No hay mejor laberinto que una soledad acompañada con mariposas amarillas que vuelan liberadas, para darte un abrazo de cumpleaños, ¡felices 85, Gabo!

Verónica Ruiz Rosales, matemática y sicóloga clínica, 38 años

“¡Cuéntanos otro cuento, Gabito!”, le decían a coro los niños del pueblo a Gabo, quien rozaba apenas los ocho años. Entonces, el niño se sentaba y comenzaba a contarles las historias que imaginaba en sueños y recreaba en letras. Desde entonces, hasta ahora, Gabo nos relata historias, nos cuenta sueños.

Leticia Calderón-Chelius, profesora- investigadora del Instituto Mora

Que todas tus letras revoloteen en nuestros corazones como mariposas amarillas, siempre. ¡Feliz cumple, Gabo!

Marina Taibo, fotógrafa, 37 años

Foto
Gabriel García Márquez, en imagen de julio de 2004Foto José Carlo González
Foto
García Márquez en el Festival de Cine de Guadalajara, el 23 de mayo de 2009Foto Arturo Campos Cedillo

Soy la mujer que llegaba a las seis con el olor de la guayaba, y antes de la siesta del martes quiero alegrarte el día con hermosas rosas artificiales a las cuales animarás con tan sólo mirarlas. Con tan provechosa existencia nunca navegarás en el mar del tiempo perdido y sólo quiero vivir para contarla, como ejemplo de lo bien vivido. Es difícil honrar con palabras a quien ha sido un artista de ellas, simplemente: gracias.

Claudia Fhernández, comunicóloga, 31 años

Te conocí por tus Cien años de soledad aunque, honestamente, lo leí en fragmentos debido a una dinámica de lectura propuesta en la Escuela Normal. Sin embargo, tengo grabadas muchas escenas y en ese tiempo entendí que uno de los mejores placeres de la vida es el ejercicio de la lectura y la escritura. ¡Felicitaciones!

Atzimba Medina Bojórquez, maestra y escritora, 49 años

Encontré en casa un ejemplar de Cien años de soledad hace aproximadamente 30 años. Así conocí a José Arcadio, a Úrsula y casi estoy seguro de haber vivido en Macondo, como el gran músico Óscar Chávez, quien tiempo después nos demostró, en su versión musical, que la fantasía supera la realidad. Para quienes no leen, existe la posibilidad de conocer una de las grandes obras de Gabo con sólo escuchar esas notas musicales. ¡Aplausos, gran maestro García Márquez!

Francisco Ybarra Martínez, músico, 56 años.

Aracataca te vio nacer, el mundo te ve pasar, pero en México esta tu corazón. ¡Feliz cumpleaños, estimado Gabo!

Fernando H. García, promotor cultural y fotógrafo, 42 años

He pasado muy buenos ratos leyéndote y me gusta la calma con la que hablas cuando te he escuchado en entrevistas. Te deseo que vivas más años y que escribas más, ¡pásala bien!

Rosalba Chávez, ingeniera, 40 años

¡Felicidades por tu cumpleaños, queremos leer más de ti!

Archibar Halgraves, ejecutivo de ventas, 57 años

¡Muchas felicidades, Gabo!, gracias por todo lo que nos has dado para leer y por entrar en nuestra vida por medio de tus libros.

Alejandra Vázquez, estudiante, 17 años

Gabo, que tus manos sigan surcando las hojas que ansiosas esperan tus nuevas historias.

Lucía M. Romo, contadora, 40 años

Gracias Gabo por que tú me enseñaste a convertir en magia la inmediatez de la vida, a distinguir los efluvios de pasión en las muchachas castas de los meros calores tropicales, a confundir a la luna con una enorme guayaba, a ver a las mujeres mayores tejer historias con los hilos de los recuerdos imperturbables, a escanciar el aliento de la mujer enamorada, a soportar el desamor como soldado en remisión, a tomar el café en el mismo tarro cuando apremia la necesidad, a usar una vara de mango como báculo de monarca, a comprender que después de todo y a pesar de todo, en esta vida, lo que nos mueve es el puritito amor, por supuesto.

Jorge Padilla, licenciado en administración, 46 años

Gracias por enseñarnos a hablar el español latinoamericano, pues no es tan fácil entender todas las idiosincrasias del continente. Nos hiciste sentir la fantasía, pero también a nuestro idioma, tan vivo. Eres una de las plumas que deja salir con la tinta, ideas claras y precisas. ¡Felicidades por tus 85 años!

Mario Córdoba Delgado, librero, 47 años

A Gabriel, en su vuelta 85 al sol, le felicito por una vida plena, la cual le ha tratado bien. Tuvo y conoció el éxito en vida, que ha sido fructífera. Ahora en la recta final, los lectores tradicionales hablaremos de usted a nuestros hijos, con la misma emoción que nos hablaron nuestros maestros y padres. Aún esperamos más cosas grandes de usted.

José Johan Ibarias, médico

¡Felicidades!, quiero que cumplas otros 85 años y quiero que sigas escribiendo, gracias por tus enseñanzas.

Amador Cortés Cruz, auxiliar de librería, 36 años

Te deseo lo mejor, Gabo. Gracias por tantos personajes, narraciones y tantas formas de pensar que nos has mostrado en tus libros.

Héctor Uriel Benítez López, 17 años

¡Te felicito, Gabo! Quiero que nos dures muchos años más, que sigas escribiendo y con tus libros nos sigas animando para entender más al mundo. Son contados los buenos escritores como tú, que nos has enseñado tanto. Ha sido muy bonito cómo has ido guiando a mis hijos, quienes te comenzaron a leer por que así se los pedían en la escuela, pero luego, ya solitos, buscan tus libros. Es muy lindo que se dejen llevar ahora por tu palabra.

Micaela Benítez, recepcionista, 36 años

El coro se multiplica, sigue. El amor hacia un escritor, que algún día dijo sólo escribo para que me quieran, fluye.

¡Eres grande, Gabo, todos te queremos!

Añadir un comentario