Política
Ver día anteriorLunes 4 de junio de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La acción, tras ser desalojadas de sus casas

Ocupan familias del 15-M viviendas vacías en España
Reuters
 
Periódico La Jornada
Lunes 4 de junio de 2012, p. 24

Sevilla, 3 de junio. Durmiendo en colchones inflables, con sólo unas cajas para guardar sus pertenencias, 32 familias han okupado un edificio de apartamentos de nueva construcción vacío en Sevilla para poder tener un techo, tras ser desalojados de sus propias casas. Comparten una única cocina y un barato sofá café que dejaron los constructores. Para otros que se enfrentan a la perspectiva de vivir en la calle, eso es un lujo. Las familias han establecido una vigilancia de 24 horas para evitar que otros sigan su ejemplo.

Ocupar edificios es poco frecuente en España, pero la tendencia ha aumentado por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria en 2008, que dejó miles de edificios vacíos, y la recesión económica, que ha provocado un aumento del paro y de las tasas de desalojos.

Los recortes en el gasto público con los que el gobierno trata de evitar que España se hunda más en la crisis de deuda de la eurozona han hecho que la situación empeore para mucha gente y aparezcan nuevos grupos para protestar o ayudar a la gente a mejorar sus vidas.

No somos antisistema. Simplemente no queremos vivir en la calle. Con tantos edificios como este y mucha gente normal enfrentándose a desahucios, esperamos inspirar a otros para hacer lo mismo, dijo la okupa Irma Blanco, de 35 años de edad y desempleada.

El edificio, a un paso del centro de la capital andaluza, se terminó hace tres años y está equipado con doble acristalamiento y suelos de madera nuevos, pero el constructor no pudo vender la viviendas.

La ocupación estuvo organizada por los miembros del movimiento 15-M, que ha visto una oportunidad para el creciente número de personas sin hogar en el millón de viviendas vacías que se estima hay en el país.

El movimiento de protesta, conocido como los indignados, nació el 15 de mayo de 2011 cuando cientos de miles de personas ocuparon las principales plazas de todo el país para exigir un cambio en el sistema.

Las manifestaciones públicas de los indignados han decaído, pero los activistas del 15-M han formado asambleas de barrio por toda España para ayudar en varias causas, incluyendo el bloqueo de las órdenes judiciales de desahucio para los morosos hipotecarios.

Siempre he luchado por el derecho de las personas a tener una casa, que creo es un derecho fundamental, mencionó Antonio Buenavida, de 57 años, un activista del 15-M.