Política
Ver día anteriorMiércoles 10 de octubre de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Narcoviolencia
Aún no puede la PGR certificar la identidad de Humberto Lazcano

La muerte del líder zeta fue fortuita; con los datos tomados antes de que robaran el cuerpo fue posible reconocerlo: fuentes militares

La página web de la DEA dice que Heriberto Lazcano nació en 1974 y mide 1.72 metros; la Marina afirma que en 1975 y que medía 1.60

Foto
Lugar donde supuestamente ocurrió el enfrentamiento con Heriberto Lazcano, El Lazca, en Progreso, CoahuilaFoto Zócalo
Foto
Imágenes de Heriberto Lazcano, El Lazca o El Verdugo, proporcionadas ayer por la Marina
Jesús Aranda, Gustavo Castillo y Alfredo Méndez
 
Periódico La Jornada
Miércoles 10 de octubre de 2012, p. 2

El presunto enfrentamiento en que supuestamente fue abatido Heriberto Lazcano Lazcano, El Lazca, el domingo pasado a manos de elementos de infantería de Marina, en Progreso, Coahuila, fue fortuito y dio lugar a una cadena de equívocos y controvertidas decisiones de las autoridades involucradas, que terminó cuando un comando armado se habría llevado el cadáver del fundador y máximo líder del grupo delictivo de Los Zetas de la funeraria que fue habilitada como Servicio Médico Forense.

Ante el robo del cuerpo del ex militar, la Procuraduría General de la República (PGR) no podrá concluir antes del jueves los peritajes en materia genética de las muestras obtenidas en la necropsia realizada por autoridades locales, para certificar la identidad de uno de los narcotraficantes más buscados del país. De esta manera se podrán seguir los trámites jurídicos en las más de 50 averiguaciones previas en las que el líder de Los Zetas estaba mencionado, lo cual no evita que sus cómplices puedan ser llevados a juicio.

La supuesta muerte de Heriberto Lazcano es considerada el golpe más fuerte contra el narcotráfico durante el presente sexenio, ya que ha sido señalado como uno de los principales responsables de la violencia en el país, del aumento de secuestros y extorsiones de comerciantes, empresarios y migrantes.

El presunto enfrentamiento en que murió El Lazca ocurrió el domingo pasado al filo de las 13:30 horas, cuando –según informó la Secretaría de Marina (Semar)– agentes navales acudieron al municipio de Progreso, ubicado en la región carbonífera de Coahuila, a 60 kilómetros de Sabinas y 250 de la capital, Saltillo, a atender una denuncia ciudadana sobre la presencia de hombres armados en el lugar. “No pensábamos que el sujeto muerto resultara ser el líder de Los Zetas”, reconoció una alta fuente naval.

La información oficial sobre los hechos la dio a conocer la dependencia el lunes por la noche, señalando que había indicios de que uno de los dos sujetos muertos que agredieron a los uniformados y fueron abatidos era el líder zeta; pero no mencionó que el cadáver había sido sustraído de la funeraría por un comando armado la madrugada del lunes.

En siete horas ocurrió todo

Ante las versiones del robo del cuerpo y antes de que la procuraduría estatal informara del hecho, la Marina difundió otro comunicado y dos fotos del cadáver que confirmaban los indicios que identificaban a Lazcano; respecto a los cuerpos, se limitó a señalar que después de los hechos ocurridos en el municipio de Progreso, en la carretera 35 que cruza la zona carbonífera de Coahuila, fueron entregados a las autoridades locales.

Posteriormente, fuentes navales revelaron que se enteraron de la identidad del sujeto muerto horas después de que la Procuraduría de Justicia de Coahuila recibió la denuncia de que habían sido robados los cadáveres.

Fuentes consultadas refirieron que los elementos de la Semar entregaron los restos de El Lazca o El Verdugo a las autoridades locales para que practicaran todos los peritajes correspondientes entre las 15 y las 19 de la noche del domingo. Incluso, las fotografías difundidas por la institución federal le fueron entregadas por autoridades locales, ya que los cadáveres se quedaron sin resguardo en la funeraria.

Entre la llegada del grupo armado, el enfrentamiento, el robo de los cadáveres y el aviso de esto a las autoridades locales pasaron siete horas, señalaron.

Los informantes aseveraron también que la Armada no recibió petición alguna de apoyo para resguardar la funeraria, que ellos no participaron en la necropsia ni en la identificación del cadáver y que pasaron más de 12 horas desde que ocurrió el enfrentamiento hasta la desaparición del cuerpo del ex integrante del Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (Gafes)

En tanto, fuentes militares aseguraron que la Defensa Nacional colaboró con la Marina en el análisis de la necropsia practicada el pasado domingo, lo que permitió confirmar que, efectivamente, el cuerpo corresponde al máximo líder de Los Zetas.

Los informantes añadieron que en los laboratorios de la Defensa Nacional especializados en criminalística se realizaron pruebas biométricas, de sangre, antropología forense y de ADN a algunos cabellos tomados del cuerpo de El Lazca durante la necropsia que se llevó a cabo en la funeraria de Sabinas y que, finalmente, se confirmó su identidad.

Por su parte, la Armada informó ayer que una búsqueda en las bases de datos dactilares delos dedos pulgar, índice y medio, tomados de la mano derecha de la víctima, convalidaban que se trataba de Lazcano, nacido en 1975 y que medía un metro con 60 centímetros, además de que los rasgos fisonómicos coinciden con los de Lazcano. No obstante, la dependencia indicó que aún se llevan a cabo las pruebas periciales correspondientes.

Sin embargo, la información difundida no coincide con los datos en poder de la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), la cual sostiene en la página de Internet de su delegación en Houston, Texas, que Lazcano nació en 1974 y medía un metro con 72 centímetros.

Tras el asesinato de José Eduardo Moreira, ocurrido el día 3 de octubre, la Secretaría de Marina desplegó cientos de elementos en el estado de Coahuila, particularmente en la carretera 57, que cruza por Piedras Negras, Saltillo, Monclova, San Luis Potosí, Querétaro y llega al Distrito Federal. La dependencia instaló cinco retenes y dos campamentos en un tramo de 450 kilómetros que va de Piedras Negras a Saltillo.

Los campamentos fueron colocados, uno en el municipio de Castaños, prácticamente en la zona conurbada de Monclova, y otro en el ejido 1º de Mayo, a unos 40 kilómetros de Sabinas, zona cercana adonde habrían sido abatidos Heriberto Lazcano y su escolta Alberto Rodríguez Rodríguez, quienes circulaban por una carretera de sólo dos carriles y que conecta Nuevo Laredo con Sabinas.

El gobierno federal empezó un acta circunstanciada que únicamente se relaciona con el enfrentamiento y por una probable violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, dejando en manos de las autoridades locales toda la investigación.