Política
Ver día anteriorDomingo 14 de octubre de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Indagar sobre ubicación del cuerpo, competencia de la PGJC, dice

Pruebas científicas confirman la muerte de El Lazca, señala titular de la Siedo
Gustavo Castillo García
 
Periódico La Jornada
Domingo 14 de octubre de 2012, p. 13

Tenemos dos pruebas de orden científico (huellas dactilares y fotografías) que comprueban que Heriberto Lazcano Lazcano falleció, afirmó José Cuitláhuac Salinas, titular de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo).

Además, Eduardo Costilla Sánchez, El Coss, y Mario Cárdenas Guillén e Iván Velázquez Caballero, El Talibán, líderes del cártel del Golfo, y Alfonso Martínez, La Ardilla, declararon a la PGR que la imagen que les mostraron del supuesto Lazcano durante la autopsia realizada en sabina, Coahuila, correspondía con el líder de Los Zetas.

Durante un encuentro con la prensa informó que si bien el gobierno federal trabaja en la localización de los cadáveres de Lazcano Lazcano y uno de sus escoltas, los cuales fueron robados de una funeraria que se localiza en el municipio de Sabinas, Coahuila, es responsabilidad primigenia, tanto la investigación del robo de los restos como la falta de custodia de los cuerpos de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Coahuila (PGJC).

El titular de la Siedo explicó que la competencia de investigar los casos de homicidio, el levantamiento de los restos y las diligencias de necropsia las realizan las procuradurías locales y no la Procuraduría General de la República.

Refirió que “la Siedo inició una averiguación previa por las armas que fueron entregadas por la Secretaría de Marina luego de lo sucedido en Coahuila, y como parte de la indagatoria se han realizado diversas pruebas. Entre ellas dos que son las que hasta este momento permiten llegar a la conclusión de que hay una identidad ya comprobada en relación con el tema del señor Lazcano. Tenemos dos pruebas científicas, contundentes, que nos demuestran que es él.

“La primera tiene que ver con el registro de huellas que ya se tenía desde que este sujeto perteneció al Ejército y se confrontaron la del dictamen que realizó personal de Servicios Periciales. Es concluyente, hay correspondencia; la segunda es con las fotografías que se han recabado por áreas de investigación en diferentes averiguaciones previas. Se hizo un análisis para determinar los rasgos fisonómicos y puntos específicos de la cara. También fueron contrastadas con las imágenes que se tomaron por parte de la procuraduría estatal al momento de realizar la necropsia y también hay correspondencia.

También hemos tratado de localizar a algunos de sus familiares; sin embargo, evidentemente esto es complicado por las circunstancias del fallecimiento, y por las actividades a las que estaba dedicado no facilitan encontrar a un familiar directo que nos permita tomar la huella, señaló el funcionario.