Mundo
Ver día anteriorViernes 1º de febrero de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Presencia desproporcionada de minorías raciales en el sistema penal, sostiene en informe

HRW acusa a EU de ser el mayor carcelero del mundo

Da cuenta de castigos excesivos y violatorios del derecho internacional en prisiones del país

En lo laboral, cientos de miles de menores trabajan en el campo en condiciones inseguras, dice

Foto
Rachel Denber, directora adjunta de la división de Europa y Asia central de Human Rights Watch, durante una rueda de prensa ayer en MoscúFoto Reuters
Foto
Ante el aumento de procesos contra indocumentados en Estados Unidos, hoy existen más de 250 centros de detención para inmigrantes, según el informe sobre derechos humanos de HRW. En la imagen, manifestantes frente a la embajada estadunidense en México hace unos díasFoto Ap
David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 1º de febrero de 2013, p. 30

Nueva York, 31 de enero. Estados Unidos es el mayor carcelero del mundo y emplea prácticas penales contrarias a los principios de derechos humanos contra sus ciudadanos e inmigrantes, mientras en el gobierno de Barack Obama continúan las prácticas antiterroristas abusivas, reporta Human Rights Watch (HRW) en su Informe Mundial 2012 presentado hoy.

En el capítulo sobre Estados Unidos, en su vigésimo tercer informe anual sobre derechos humanos en más de 90 países, HRW resume una serie de prácticas en el sistema penal que califica de castigos excesivos y violatorios de lo establecido en el derecho internacional.

Estados Unidos encarcela a más personas que cualquier otro país del mundo. Las prácticas contrarias a los principios de derechos humanos, como la pena de muerte, las condenas a cadena perpetua sin derecho a libertad condicional para menores de edad y el confinamiento en solitario son habituales y se caracterizan por las disparidades raciales. Un número creciente de no ciudadanos están recluidos en centros de detención de inmigrantes, a pesar de que muchos de ellos no plantean ningún peligro ni riesgo de fuga, resume el informe.

Más de millón y medio de reos, en 2010

En 2010 Estados Unidos tenía la mayor población carcelaria del mundo, afirma HRW, con un millón 600 mil presos, y la tasa más alta con 500 reos por cada 100 mil habitantes.

HRW recuerda que desde hace mucho las minorías raciales y étnicas han tenido una presencia desproporcionada en el sistema penal, y señala que aunque los afroestadunidenses sólo son 13 por ciento de la población nacional, representan 28.4 por ciento de todos los arrestos. Agrega que según datos oficiales, aproximadamente 3.1 por ciento de todos los hombres afroestadunidenses, 1.3 por ciento de los latinos y .5 por ciento de los blancos están en prisión. Indica también que aunque los niveles de consumo de drogas entre blancos y afroestadunidenses son parecidos, la tasa de detención de afroestadunidenses por delitos relacionados con las drogas es tres veces mayor que la de los blancos.

En cuanto a la población inmigrante, HRW señala que hoy existen más de 250 centros de detención para inmigrantes por el aumento de procesos legales en su contra en este país en los últimos años. En 2011 fueron enjuiciadas más de 34 mil personas por ingresar ilegalmente al país y otras 37 mil por repetir un ingreso ilegal.

A la vez, denunció leyes antimigrantes en Arizona y Alabama que niegan el disfrute de derechos fundamentales a los inmigrantes no autorizados y sus familias.

En el ámbito laboral, HRW destacó los cientos de miles de menores de edad que trabajan como jornaleros en los campos de Estados Unidos, resultado de que una ley de normas laborales de 1938 exime de los requisitos y condiciones que se imponen a menores de edad en otros sectores económicos. Eso resulta en que los trabajadores del campo empiecen a trabajar a edades más jóvenes, durante más horas y en condiciones más inseguras con miles sufriendo consecuencias físicas.

Preocupaciones por medidas antiterroristas

HRW también describe la evolución de las medidas antiterroristas durante el último año, incluida la codificación de la práctica del Ejecutivo de detener indefinidamente sin cargos a sospechosos de terrorismo, y que algunos de ellos sean detenidos por las fuerzas armadas aun si no son capturados dentro del territorio estadunidenses.

A la vez, el informe detalla la continuación, ya por más de 10 años, de la detención de sospechosos de terrorismo en Guantánamo. En 2012 murió el noveno preso en ese centro de detención. Informa que después del traslado de unos cuantos presos el año pasado, el número total de detenidos ahí a fin de año fue de 166.

El informe de HRW registra que el Departamento de Defensa no ha logrado establecer un sistema de examen periódico de los casos, a pesar de existir un compromiso para hacerlo, mientras que esa dependencia intentó limitar el acceso de los detenidos a un abogado con nuevas reglas que subsecuentemente fueron declaradas ilegales por un juez federal. Por otro lado, el informe da cuenta de que una investigación del Departamento de Justicia sobre la muerte de dos detenidos de manera clandestina por la CIA concluyó sin formular cargos.

No se investigan denuncias de extranjeros

HRW señala que el gobierno federal no ha investigado varios casos de extranjeros que han denunciado que fueron detenidos y torturados por agentes estadunidenses.

Por ultimo, el capítulo sobre Estados Unidos detalla la justificación del gobierno de Barack Obama de lo que llama asesinatos selectivos que se han perpetrado en Pakistán, Somalia y otras partes del mundo con aeronaves no tripuladas (drones). HRW afirma que la definición de la justificación del gobierno para estas misiones –todo quien forme parte de Al Qaeda, talibanes o fuerzas asociadas es considerado posible blanco– es potencialmente violatoria de los ataques permitidos bajo las leyes de guerra. Agrega que la participación de la CIA en estos ataques resulta en que se rindan pocas o nulas cuentas por posibles violaciones de estas leyes de guerra. Subraya que, según algunos medios, el presidente Obama había aprobado personalmente cada asesinato selectivo ejecutado por las fuerzas armadas estadunidenses.

Se puede consultar el informe en: www.hrw.org/world-report/2013

Añadir un comentario