Mundo
Ver día anteriorSábado 4 de mayo de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

A cambio, René González tendrá que renunciar a la nacionalidad estadunidense

Condiciona juez de EU a uno de Los cinco permanecer en Cuba

Fueron detenidos en 1998 por espiar a grupos terroristas que conspiraban contra La Habana

Foto
En imagen de archivo, René González y su hija IvetteFoto Ap
Dpa y Afp
 
Periódico La Jornada
Sábado 4 de mayo de 2013, p. 20

Miami, 3 de mayo.

La juez federal Joan Lenard determinó hoy que el cubano René González, condenado por espionaje en Estados Unidos, podrá residir permanentemente en la isla, a cambio de renunciar a la nacionalidad estadunidense.

El ex agente de la inteligencia cubana está actualmente en La Habana en una visita temporal por motivos familiares, autorizada por un tribunal estadunidense.

González, de 56 años, está sometido a un régimen de libertad condicional en Estados Unidos tras cumplir una pena de cárcel en 2011. Él presentó la solicitud para poder permanecer en la isla, según un comunicado difundido este viernes por el Ministerio de Exteriores cubano.

La juez Lenard aceptó la solicitud presentada por René González para modificar las condiciones de su libertad supervisada y permanecer en Cuba a cambio de la renuncia a su ciudadanía estadunidense, señaló el texto.

El ex agente cubano empezará los trámites correspondientes ante la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba para entregar su pasaporte, agregó el documento, sin detallar plazos.

La decisión de la juzgadora supone que el primero de los cinco cubanos condenados por espionaje pueda regresar en definitiva a su país. Los otros cuatro siguen en prisión en Estados Unidos.

René González dejó la penitenciaría en octubre de 2011, tras estar encerrado 13 años, y ahora cumple tres años de libertad condicional.

Lenard permitió recientemente la visita a Cuba de González para asistir al funeral de su padre, quien falleció a los 82 años el pasado primero de abril.

González ya pudo viajar a Cuba el año pasado durante dos semanas para visitar a un hermano enfermo y regresó después a Estados Unidos.

Si el acusado renuncia voluntariamente a la ciudadanía estadunidense podrá servir el resto de su libertad condicional en Cuba sin tener que reportarse a las autoridades y sin volver a Estados Unidos, afirma la sentencia de la corte federal de Florida.

El vocero del Departamento de Estado, Patrick Ventrell, se limitó a indicar en conferencia de prensa que el gobierno estaba al corriente de la noticia, pero rehusó hacer más comentarios.

René y yo estamos felices de que pueda seguir reunido definitivamente con su familia, declaró por su parte su abogado, Phil Horowitz, citado en un comunicado de una organización que apoya a Los cinco en Estados Unidos.

Según la sentencia, González ofreció renunciar a su nacionalidad estadunidense en junio de 2012.

El gobierno se opuso ante la corte por considerar la propuesta improcedente, pero tras viajar a Cuba, el pasado 30 de abril, González volvió a presentar la demanda.

Esta vez el Departamento de Justicia no se opuso, según la sentencia judicial.

La suerte de los cinco cubanos ha estado vinculada en los últimos tres años a la del subcontratista estadunidense Alan Gross, detenido en Cuba en diciembre de 2010, condenado a 15 años de cárcel por haber distribuido material de comunicación a grupos civiles.

González y los otros cuatro cubanos detenidos fueron declarados héroes por el gobierno cubano, que reclamó insistentemente y por todos los mecanismos “la liberación de Los cinco”, arrestados en 1998 y condenados por espionaje en Estados Unidos.

Los cinco, como son conocidos en Cuba, admitieron que eran agentes del gobierno de la isla, pero dijeron que no espiaban a Washington, sino a grupos terroristas de exiliados que conspiraban contra el hoy ex presidente Fidel Castro.

La Habana ofreció el año pasado a Washington negociar la suerte de Gross a partir de la situación de Los cinco, tanto de René como de los otros cuatro que siguen en la cárcel: Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González.

Añadir un comentario