Política
Ver día anteriorMartes 4 de junio de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Copias puestas a la venta la víspera, las mismas que se aplicaron este lunes, dice

Que anulen la prueba Enlace, ya que se confirmó el fraude, demanda la CNTE

En algunos planteles del Distrito Federal rechazan entregar el examen a cientos de alumnos

Foto
Aplicación de la prueba Enlace en la escuela Pensador Mexicano, en la ciudad de MéxicoFoto Roberto García
Karina Avilés
 
Periódico La Jornada
Martes 4 de junio de 2013, p. 10

Las copias de los exámenes que se vendieron la víspera de la aplicación de la Evaluación Nacional de Logro Académico en los Centros Escolares (Enlace) son las mismas que a partir de hoy comenzaron a aplicar a los niños de tercero a sexto de primaria, según dicen haber corroborado la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y maestros de aula.

Lo anterior les consta en las primarias Vicente Trujillo, Josefina Tolsá Marañón y Bruno Martínez, de la ciudad de México, donde hicieron un cotejo entre las pruebas avaladas por la Secretaría de Educación Pública (SEP) y las copias que circularon para expenderse.

Pese a la denuncia, la Secretaría de Educación Pública (SEP) afirmó que la aplicación del examen inició con toda normalidad, y apuntó que se aplicará a 16 millones 135 mil 723 estudiantes, de 130 mil 668 primarias y secundarias públicas y privadas de las 32 entidades.

Sin embargo, integrantes de la CNTE indicaron que ni en Oaxaca ni en Michoacán, así como en algunas regiones de Guerrero, como ha ocurrido en los años anteriores, se aplicará la evaluación.

Nuevamente se corroboró que se repitió el fraude. Por ello pedimos la cancelación de la Enlace y exigimos otro tipo de evaluación, señalaron docentes.

Francisco Bravo, líder del magisterio disidente de la sección 9, precisó que alrededor de las 8:20 de la mañana llegó a la primaria Vicente Trujillo –ubicada en la calle Nerdo, número 246, en la unidad Nonoalco Tlatelolco, de la ciudad de México– la encargada de traer los paquetes de las evaluaciones: Estuvimos presentes la directora, los maestros responsables de la aplicación, una representación de padres de familia y, ante ellos, pedí que se corroborara si esos exámenes eran los mismos que se están vendiendo. Se abrieron las cajas y se confirmó que sí.

Ante ello, el dirigente advirtió que esa evaluación no sólo es cuestionable desde el punto de vista pedagógico, sino también en cuanto a su legalidad y legitimidad, porque hay una corrupción enorme. Y lanzó un llamado a las autoridades educativas a actuar ya, porque se ha vuelto una costumbre denunciar año con año la venta de éstas y otras pruebas, y no pasa nada.

En la primaria Bruno Martínez, turno vespertino, en la delegación Iztapalapa, “no se aplicó a ningún niño de tercero a sexto –cerca de 400 en total–, porque los padres traían un examen de cuarto año que anduvo circulando en otras escuelas.

Cuando se presentó la aplicadora le pidieron abrir las pruebas y al constatar que era el mismo examen, le pidieron que lo suspendiera, porque es fraude. La jefa de región decía que los padres no deben intervenir, pero ellos no se prestan a esto ni tampoco los maestros, porque es parte de la formación cívica y ética que se debe impartir, señaló la directora María de los Ángeles Pérez Vega. En el turno matutino de la misma escuela, a dos grupos de sexto tampoco lo aplicaron.

En la primaria Enrique García Gallegos, ubicada en lateral de Churubusco 2, en Iztapalapa, alrededor de 300 niños no hicieron el examen. El director del plantel, Alfredo Yáñez, refirió que ésta es la segunda ocasión que no aplican esa evaluación porque ahí se respetan las decisiones de la comunidad escolar, y hay todo un rechazo a la corrupción, a la simulación existente y a que se quiera centrar una evaluación en un solo examen.

Mientras tanto, en la primaria Josefina Tolsá Marañón, en Cuautepec, en la delegación Gustavo A. Madero, los tutores impidieron que sus hijos resolvieran el cuestionario porque los primeros obtuvieron por medios electrónicos la prueba. Le pidieron a la supervisora de zona que abriera los paquetes, después de que ella no quería, se vio obligada a abrirlos y se comprobó que eran los mismos, refirieron profesores del plantel.

En la escuela José María Lafragua, ubicada en Ignacio Allende 77, en Iztapalapa, de 300 alumnos a que debían aplicarlo, 80 lo hicieron en el turno matutino, indicó el profesor Roberto Gómez, de sexto grado.

Contó que la mayoría de la comunidad acordó no hacer Enlace, luego de que los padres denunciaron que en varias escuelas de los alrededores les dieron las respuestas del examen a los niños y no les parecía que sus hijos compitieran en condiciones de inequidad.

Los resultados se darán a conocer en septiembre.