Mundo
Ver día anteriorMiércoles 26 de junio de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Inaceptables, intentos de acusar a Rusia de violar leyes, responde a Estados Unidos

Snowden se encuentra en el aeropuerto de Moscú y no será extraditado: Putin

No queremos confrontación, pedimos actuar dentro de procesos habituales, dice John Kerry

Foto
Periodistas montan guardia en la terminal aérea moscovita de Sheremetyevo. Ningún comunicador ha podido documentar la presencia del ex contratista de la NSA en ese lugarFoto Reuters
Juan Pablo Duch
Corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 26 de junio de 2013, p. 31

Moscú, 25 de junio.

El presidente Vladimir Putin dejó claro este martes que Rusia no va a entregar a Estados Unidos a Edward Snowden, ex contratista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés), quien huyó de Hong Kong, el cual, dijo, se encuentra todavía en el aeropuerto de Moscú.

En abierto desafío al gobierno de Barack Obama, Putin alegó razones legales para no extraditarlo, pese a su insistente petición. Sólo podemos entregar a ciudadanos de ciertos países con los que tenemos el respectivo acuerdo y con Estados Unidos no tenemos esa clase de tratado, afirmó el mandatario ruso.

Además, “Snowden, como (Julian) Assange (fundador de Wikileaks), se considera perseguido y declara que lucha por la libre difusión de la información. Háganse la pregunta: ¿vale la pena entregar a personas que no tienen otra opción que acabar en la cárcel?”, reflexionó Putin, y concluyó: De ningún modo me gustaría ocuparme de asuntos de esta naturaleza, porque es como trasquilar a un cerdo: hay mucho chillido y poco pelo que cortar.

Putin utilizó esta folclórica explicación en Finlandia, al término de una reunión con su colega de ese país escandinavo, Sauli Niinisto.

El titular del Kremlin, funcionario de más alto rango en este país, reiteró la versión oficial de Rusia: Snowden arribó de sorpresa para las autoridades, los servicios de inteligencia no le ayudaron a escapar de Hong Kong, no tiene visa y, por tanto, no ha entrado en territorio de Rusia, y seguirá su viaje hacia donde y cuando quiera.

El señor Snowden es un hombre libre. Cuánto más pronto elija hacia dónde quiere continuar su viaje, como pasajero en tránsito, será mejor para él y para nosotros, señaló Putin.

En el mismo sentido se expresó hoy el canciller Serguei Lavrov, al tiempo que puso especial énfasis en que Snowden sigue en la zona de tránsito del aeropuerto Sheremetyevo de esta capital y no ha cruzado la frontera rusa, por lo cual nada tiene que objetar Estados Unidos.

Son absolutamente infundados e inaceptables los intentos de acusar a Rusia de violar las leyes de Estados Unidos y de participar poco menos que en una conspiración, lo que, por si fuera poco, va unido a amenazas en contra de nuestro país, se quejó Lavrov.

Por su parte, el secretario estadunidense de Estado, John Kerry, reiteró la solicitud de extradición: No queremos confrontación, no estamos dando órdenes a nadie, simplemente pedimos actuar dentro de unos procedimientos habituales.

Kerry apeló al principio de reciprocidad y recordó que en los últimos dos años Estados Unidos extraditó a siete ciudadanos rusos reclamados por Moscú.

Sin comprobarse, la presencia del estadunidense

En tanto, ningún periodista ruso o extranjero ha podido comprobar la presencia de Snowden en el aeropuerto Sheremetyevo, a pesar de que muchos compraron boletos para viajar a cualquier sitio con la sola intención de recorrer de arriba abajo la zona restringida donde se supone que debería estar el fugitivo.

La insistencia de las autoridades rusas de que Snowden sigue en la zona de tránsito puede deberse, según rumores, a la certeza de que Rusia quiere aprovechar el affaire para mostrarse insumisa y fuerte frente a Estados Unidos, distanciándose de palabra del perseguido para evitar un deterioro aún mayor de la relación bilateral.

Pero, ¿dónde está Snowden? Hay quien considera que Rusia podría haber decidido ayudarle, bajo condición de que nunca se haga público. En ese caso, el fugitivo estaría camino a un exilio seguro por vía marítima o incluso aérea, que requiere cierto tiempo y mucha logística.

Otros observadores tampoco excluyen que, al arribar a Moscú, se haya ofrecido a Snowden un pacto: contar a los servicios secretos rusos todo lo que sabe de las tecnologías de espionaje de Estados Unidos en Internet –una computadora portátil y varios discos duros externos lleva consigo el ex técnico de la Agencia Central de Inteligencia–, a cambio de todo lo que necesite para llegar sano y salvo a cualquier país.

Si Snowden sigue realmente en Rusia no sería descabellado que el hombre más buscado del mundo por Estados Unidos esté a buen resguardo en una residencia de campo del Servicio Federal de Seguridad (dependencia sucesora del KGB), con la tranquilidad de que ya es inalcanzable para sus perseguidores y, dentro de poco, al concluir los días de conversación con expertos rusos, podrá concretar su intención de aparecer en el país que le conceda asilo político.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks