Política
Ver día anteriorMiércoles 3 de julio de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
El Tío Sam husmea

Poco creíble asumirse defensor de derechos humanos, señala

Putin negaría el asilo para ahorrarse una confrontación con EU, dice la prensa rusa
Dpa
 
Periódico La Jornada
Miércoles 3 de julio de 2013, p. 2

Moscú, 2 de julio.

Es probable que el presidente ruso, Vladimir Putin, no haya tomado a mal que el ex técnico de los servicios secretos estadunidenses Edward Snowden solicitara asilo en Rusia y luego decidiera retirar el pedido.

El estadunidense, de 30 años, parece preferir continuar con las revelaciones sobre el programa de vigilancia de Estados Unidos a recibir la protección de Moscú. Por eso rechazó la demanda de Putin de poner fin a su actividad antiestadunidense.

Como ex jefe de los servicios secretos rusos, Putin conoce bastante de intrigas. El mandatario, de 60 años, debe haberse imaginado que Snowden no aceptaría la oferta inmoral de recibir asilo en Rusia a cambio del silencio, consideró el politólogo Leonid Pliakov. Putin ofreció esta propuesta de compromiso para no enojar por completo a Estados Unidos, añadió el analista.

Según apuntó hoy el diario Kommersant, el estadunidense habría elegido Rusia como lugar para refugiarse porque el Kremlin, a diferencia de otros estados, no teme a los conflictos con Estados Unidos. Tras el rechazo de Snowden a la propuesta de Putin, el presidente se ahorra una nueva confrontación en la desgastada relación con Washington.

Pero la aventura continúa para el perseguido, que desde hace 10 días permanece en la zona de tránsito del aeropuerto moscovita de Sheremetievo sin un pasaporte válido. De todas formas podrá seguir contando con la protección rusa. El vocero de Putin, Dimitri Peskov, aseguró que nadie es extraditado a un país en el que exista la pena de muerte.

Snowden busca con urgencia un lugar que lo acoja permanentemente, un país que no tenga miedo a Estados Unidos. Las perspectivas no son muy buenas. Desde el aeropuerto de Sheremetievo, Snowden no sólo solicitó asilo a Moscú, sino a embajadas o representaciones diplomáticas de otros 20 países. Muchos lo rechazaron.

El informante, considerado un traidor por Estados Unidos, continúa siendo visto por muchos como defensor de los derechos humanos y luchador por la libertad y la justicia. Pero por ahora no se vislumbra una solución a su situación.

Para muchos, Rusia tiene poco que ganar, más allá de presentarse como jugador soberano en la escena mundial y reafirmar la tendencia antiestadunidense en su interior. La posibilidad de que Moscú pueda perfilarse como un serio defensor de los derechos humanos por proteger a Snowden es considerado un intento poco creíble incluso entre las autoridades.

Los valores invocados por Snowden, como el derecho a la privacidad de las personas, no tienen un gran tradición en Rusia, consideró el periódico Nesavissimaia Gaseta. El diario destacó que no ha habido una ley en Rusia que haya recortado los poderes de los servicios secretos y las estructuras de seguridad para proteger los intereses privados.

Los opositores de Putin y los defensores de los derechos humanos acusan desde hace tiempo al Kremlin de haber creado un Estado policial similar al de la época soviética. Por eso consideran que Snowden había dudado en presentar la solicitud de asilo en Rusia tras su llegada al país desde Hong Kong. Su destino continúa estando de todas formas en manos de Moscú, cuyas fuerzas de seguridad controlan la zona de tránsito en el aeropuerto de Sheremetievo.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks