Política
Ver día anteriorJueves 5 de diciembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Alertan sobre los riesgos de detener a niños migrantes
Fernando Camacho Servín
 
Periódico La Jornada
Jueves 5 de diciembre de 2013, p. 15

La detención de niños migrantes no acompañados por un adulto es una alternativa a la cual prácticamente nunca debería efectuarse, ya que los menores están expuestos a una gran cantidad de daños físicos o sicológicos, aun por tiempos cortos de reclusión, advirtieron los participantes en la mesa redonda Dibujando el futuro: alternativas de atención y cuidados para la niñez y adolescencia migrante.

En el contexto de dicho foro organizado ayer por El Colegio de la Frontera Norte y la Coalición Internacional contra la Detención (IDC, por sus siglas en inglés), los especialistas señalaron que cada vez más países optan por aplicar un modelo de recepción de niños migrantes en unidades de atención especializada –muchas veces en colaboración con organizaciones de la sociedad civil–, cuyos resultados han sido mucho mejores no sólo desde el punto de vista humanitario, sino también económico.

Sofía Almazán, directora de Casa Alianza México, subrayó que la migración de niños y adolescentes está relacionada directamente con el alto grado de abandono que padecen en sus lugares de origen, así como los conflictos sociales que los han marcado emocionalmente.

Se les da trato de adultos delincuentes

Sin embargo, la respuesta de los diversos países involucrados en el tránsito del menor es aislada y en muchas ocasiones sigue enfocándose en tratarlos como si fueran adultos y hubieran cometido un delito.

Grant Mitchell, director de IDC, subrayó por su parte que la detención de niños migrantes es un recurso cada vez menos utilizado, ante la evidencia de que puede generar daños físicos y sicológicos a los menores e incluso convertirse en una situación donde pueden ocurrir abusos sexuales.

Tras enfatizar que la privación de la libertad de un niño migrante nunca podrá ser para su beneficio, el antropólogo indicó que un ejemplo del fracaso de dicho modelo es Indonesia, que por varios años puso en marcha un esquema de detenciones –incluso con apoyo económico de Australia– sin detener el flujo migratorio y sí en cambio provocando una gran cantidad de abusos contra los indocumentados.

Gary Mead, ex director ejecutivo de operaciones de vigilancia y deportación del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos, advirtió que el problema de los niños migrantes sin compañía de un adulto va al alza, pues el año pasado el gobierno de su país registró más de 24 mil menores en esta situación, número que próximamente podría elevarse hasta a 40 mil.

Añadir un comentario