Política
Ver día anteriorViernes 10 de enero de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La meta, llegar este año a un financiamiento por un billón 150 mil millones de pesos

El crédito aumentará 15% gracias a la reforma financiera, dice Peña

Los mexicanos tendrán más ingresos, afirma

Foto
El secretario de Hacienda, Luis Videgaray; el titular de la Comisión Permanente del Congreso, Ricardo Anaya; el presidente Enrique Peña Nieto, y el presidente del Senado, Raúl Cervantes, durante el acto en que fue promulgada la reforma financiera, en el salón Adolfo López Mateos de Los PinosFoto Cristina Rodríguez
Rosa Elvira Vargas
 
Periódico La Jornada
Viernes 10 de enero de 2014, p. 3

La reforma financiera permitirá aprovechar mejor las favorables condiciones económicas de 2014 para alcanzar mayor crecimiento, y sus diversos instrumentos se convertirán en verdadero motor del desarrollo, aseguró el presidente Enrique Peña Nieto.

El Ejecutivo promulgó ayer en Los Pinos la regulación financiera, aprobada el pasado 27 de noviembre por el Congreso. Se modificaron 34 ordenamientos contenidos en 13 iniciativas y se expidió una legislación para las entidades financieras.

Peña Nieto sostuvo que al otorgarse más crédito y en mejores condiciones, se beneficiará a micro, medianas y pequeñas empresas, se generarán más empleos, se democratizará la productividad y, en general, los mexicanos lograrán mayores ingresos.

Ante titulares de las diversas instituciones de la banca de desarrollo; del líder de los banqueros del país, Javier Arrigunaga; del gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, así como de legisladores y empresarios, el mandatario dio instrucciones a la Secretaría de Hacienda de llegar en este año al financiamiento de créditos directos e impulsados por un billón 150 mil millones de pesos.

Dicho monto, puntualizó, deberá detonar obras, potenciar el campo y las exportaciones y respaldar proyectos productivos de empresas y emprendedores, lo cual significa un incremento de 15 por ciento en el crédito.

Además de representar un soporte valioso para los fines del Instituto Nacional del Emprendedor, el nuevo instrumento financiero permitirá flexibilidad a la banca del Estado para cumplir con sus distintos fines sociales, como la igualdad de género y el desarrollo de ciencia, apuntó.

Ubicó en cuatro los objetivos fundamentales de la reforma financiera: impulsar la banca de desarrollo, mejorar la certeza jurídica de la actividad de los agentes privados del sector financiero, incrementar la competencia en esta área y fortalecer su solidez.

La banca mexicana es fuerte y con esta reforma lo será aún más, agregó, y afirmó: se ratifica el clima de madurez y civilidad política que distingue a la democracia mexicana de nuestro tiempo.

De acuerdo con el mandatario, esta legislación se suma a otras importantes transformaciones logradas el año pasado, las cuales deberán reflejarse cada día y de manera gradual en la vida cotidiana de los mexicanos.

Para que México sea más próspero, tenemos que seguir elevando y democratizando la productividad en todos los sectores, las actividades y regiones. Ese es el camino para los hogares mexicanos: que tengan mayores ingresos, que cada persona pueda ganar más por su trabajo.

El PIB crecerá 0.5% adicional, prevé BdeM

Rosa Elvira Vargas

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, y el gobernador del Banco de México (BdeM), Agustín Carstens, aseguraron que con la aplicación de los instrumentos de la reforma financiera se podrá duplicar el otorgamiento de créditos en el país en los sectores empresarial, de consumo y vivienda, y con eso contribuir aproximadamente en medio punto porcentual adicional al crecimiento de la economía.

El titular del banco central expresó: “nuestra estimación (...) es que en la medida que en México logremos elevar el nivel de penetración financiera de 26 por ciento actual respecto al PIB, para llevarlo a 52 por ciento, esto podría asociarse a un incremento permanente de 0.5 puntos porcentuales en la tasa de crecimiento del PIB potencial’’.

Videgaray documentó el cumplimiento de la instrucción presidencial de alcanzar el año pasado un saldo histórico en cartera directa por un billón de pesos, que es un crecimiento anual de 14.5 por ciento. Así, en 2013, apuntó, la cartera vigente de los portafolios empresariales, de consumo y de vivienda creció en términos reales a 6.6 por ciento, indicó.

Ambos funcionarios hablaron durante la ceremonia en la cual el presidente Enrique Peña Nieto promulgó la reforma financiera, ayer en Los Pinos. Carstens la consideró particularmente acertada porque impulsa el incremento del crédito para contribuir al crecimiento económico.

Si bien en México hay instituciones financieras sólidas, bien capitalizadas, estables y capaces de enfrentar con solvencia situaciones de crisis global como la de 2008 –dijo Carstens–, ese proceso evolutivo de los últimos 20 años no ha terminado de dar todos los frutos que de él se esperaba.

Se requería esta reforma, añadió, para que el gran vehículo financiero con el que cuenta México, construido laboriosa y minuciosamente durante años, que se ha cuidado y afinado con gran escrúpulo y prudencia, marche por fin a una velocidad mayor sin sobresaltos.

Fin a ventas atadas: Videgaray

Videgaray resaltó las particularidades de fomento al crédito por medio de la banca de desarrollo y la ampliación del mismo vía las instituciones financieras privadas. Ello, aseguró, redundará en mayor solidez y prudencia del sector financiero en su conjunto, se fomentará mayor competencia en el sector, se inhibirán prácticas anticompetitivas y se expandirá la oferta del crédito.

Queda señalado en la ley que bancos y entidades de los grupos financieros no podrán condicionar la compra de un producto financiero a la adquisición de otro de la misma entidad, esto es, las llamadas ventas atadas.

Como otro eje de la nueva norma el titular de Hacienda ubicó el fortalecimiento de las facultades de las autoridades financieras para evaluar periódicamente el desempeño de las instituciones de banca múltiple, en relación con los niveles de crédito que efectivamente colocan, de modo que canalicen más recursos a proyectos productivos.

Además, para reducir el riesgo en la actividad bancaria en beneficio de los solicitantes de crédito, se simplificarán los regímenes para el otorgamiento y la ejecución de garantías crediticias, con una consecuente disminución en los costos del crédito.

Videgaray afirmó: la reforma aprobada es mejor que la iniciativa que presentó el Ejecutivo y, como expresó después el presidente Peña Nieto, felicitó el trabajo oportuno y responsable de los legisladores, así como las contribuciones del BdeM.

Añadir un comentario