Estados
Ver día anteriorMiércoles 15 de enero de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Su defensa espera indulto presidencial

Llega a penal de SLP condenada por pagar con un billete falso
Foto
Esperanza Reyes Aguillón, quien estuvo presa en las Islas Marias acusada de pagar con un billete falso de 100 pesos, regresó ayer martes al penal de La Pila, en la capital de San Luis Potosí, en espera de un indulto presidencial. La recibió María Concepción Tovar Monreal, directora general de Prevención y Reinserción Social del gobierno del estadoFoto Vicente Juárez
Vicente Juárez Gutiérrez
Corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 15 de enero de 2014, p. 36

San Luis Potosí, SLP, 14 de enero.

Esperanza Reyes Aguillón, potosina de 45 años que fue recluida en las Islas Marías por pagar en una papelería con un billete falso en 2011, fue internada este martes en el penal de La Pila, ubicado en esta capital, en espera de que se resuelva un procedimiento de indulto presidencial en su favor.

La directora general de Prevención y Reinserción Social del gobierno del estado, María Concepción Tovar Monreal, acudió al aeropuerto internacional Ponciano Arriaga de la ciudad de San Luis Potosí a recibir a Esperanza Reyes, en respuesta a una petición de indulto hecha al presidente Enrique Peña Nieto por la Barra Mexicana de Abogados, el Colegio de Abogados, la Fundación Barra Mexicana y la propia sentenciada. En la solicitud se argumentó que se impuso a Reyes una sentencia desmedida, injusta e inequitativa.

Reyes Aguillón ingresó al Centro de Reinserción Social de La Pila en cumplimiento de la ejecutoria de amparo 210/2013-3, informó Tovar Monreal.

La funcionaria recordó que la interna fue trasladada en noviembre de 2012 al Centro Federal de Readaptación Social Femenil de Tepic, Nayarit, y posteriormente al complejo penitenciario de las Islas Marías, debido a que se le declaró culpable del delito federal de uso de moneda falsificada, y fue sentenciada a cinco años de prisión.

En 2011 Reyes Aguillón fue a una papelería en la colonia Popular de la capital de San Luis Potosí a comprar una libreta para que su hija hiciera la tarea y pagó con un billete de 100 pesos, pero no sabía que era falso. La encargada del establecimiento llamó a la policía, Esperanza quedó a disposición de las autoridades federales y entonces empezó su periplo por diversos reclusorios.

Añadir un comentario