Economía
Ver día anteriorDomingo 20 de julio de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Sin servicio médico, pensión y guarderías; hay 85 mil ancianos a los que nadie cuida

Casi un cuarto de la población mexicana carece de cobertura en seguridad social: Inegi
Foto
Feria del empleo, autoempleo, capacitación y servicios para personas mayores de 60 años en la ciudad de MéxicoFoto María Meléndrez Parada
Susana González G.
 
Periódico La Jornada
Domingo 20 de julio de 2014, p. 21

El 23 por ciento de los 118 millones 563.4 mil habitantes del país carecen de prestaciones de seguridad social, que van desde el servicio médico hasta pensiones y guarderías, indica el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en la más reciente encuesta sobre el tema. En total son 26 millones 960.8 mil mexicanos que no gozan de esos derechos.

Las cifras revelan que el Seguro Popular ya desplazó al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en cuanto a número de afiliados, ya que el año pasado alcanzó los 41 millones 145.8 mil personas registradas o 45 por ciento de toda la población afiliada.

El IMSS tiene a su vez 40 millones de derechohabientes, lo que implica un millón 145.8 personas menos que el Seguro Popular o porcentualmente 2.86 puntos por debajo de dicho programa.

Otras 6 millones 174 mil personas que trabajan en el sector público están afiliadas al Issste, 3 millones 372 mil a otras instituciones públicas y apenas 848 mil 264 personas a instituciones privadas.

La encuesta indica que aún cuando la mayoría de la población está afiliada a las instituciones públicas de seguridad social, 17 de cada 100 personas que requirió servicio médico en el último año en que se levantó la encuesta tuvo que hacerlo con particulares. Fueron en total 20 millones 713 mil personas, cifra que supera en casi medio millón de personas a los 20 millones 235 mil personas que acudieron al IMSS.

No obstante, 21.83 por ciento de quienes requirieron atención médica o 25 millones 894 mil personas, recurrió al Seguro Popular o las clínicas de la Secretaría de Salud.

Además, uno de cada tres personas tuvo gastos médicos que oscilaron desde un salario mínimo hasta dos minisalarios en un trimestre. De los 19 millones 831 mil derechohabientes del IMSS que requirieron servicio médico, 5 millones 994 mil o 30 por ciento, hicieron gastos médicos de uno a dos minisalarios.

Por otro lado, el Inegi señala que existen 4 millones 346 mil pensionados en México, de los cuales 73 por ciento son del IMSS, 18 por ciento del Issste y 9 por ciento restante de otras instituciones.

Un 38 por ciento de los pensionados reciben únicamente de uno a dos salarios mínimos, 26 por ciento perciben más de dos salarios mínimos, 16 por ciento un salario mínimo o menos y hay otro grupo que no especificó cuánto recibe de pensión.

Otras prestaciones de la seguridad social son las guarderías para el cuidado de los niños de cero a seis años de edad, pero el Inegi encontró que aunque hay 3 millones 708 mil menores que requieren ser cuidados por terceros de cuatro a ocho horas mientras la madre trabaja, sólo 573 mil, que equivale a 15.4 por ciento del total, son dejados en una guardería.

La mayoría de los menores son dejados en guarderías públicas, primordialmente del IMSS, pero en la tercera parte de los casos las madres tienen que recurrir a instituciones privadas y llegan a pagar de uno a más de dos salarios mínimos.

De los más de 3 millones de niños que son dejados al cuidado de otra persona, primordialmente las abuelas, casi 16 por ciento de las madres argumentan que no tiene dinero para pagar una guardería y otro 15 por ciento que no confía en este tipo de servicio.

Las cifras también detallan la situación de la población de 60 años y más que en el país suman 12 millones 860 mil personas, de las cuales 12 por ciento, que equivale a un millón y medio de ancianos, requieren ayuda para realizar sus actividades que van desde levantarse, vestirse, comer, ir al baño o bañarse hasta desplazarse fuera del hogar, tomar sus medicamentos, hacer cuentas, manejar su dinero y hacer sus compras.

Un 90 por ciento de estos ancianos que requieren ayuda son atendidos por sus familiares, pero hay 85 mil personas que nadie cuida y 4 por ciento del total son asistidos por personas que reciben una remuneración por hacerlo.