Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 25 de enero de 2009 Num: 725

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

Historias del país portátil
ESTHER ANDRADI entrevista con VÍCTOR MONTOYA

La función ha terminado
LETICIA MARTÍNEZ GALLEGOS

Poemas
NUNO JÚDICE

Las nubes, Paz, Sartre y Savater
FEBRONIO ZATARAIN

Estados Unidos, los afroamericanos y la montaña racial
EDUARDO ESPINA

Ricardo Martínez In memoriam
JUAN GABRIEL PUGA

Leer

Columnas:
Fait Divers
ALFREDO FRESSIA

Las Rayas de la Cebra
VERÓNICA MURGUíA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

Corporal
MANUEL STEPHENS

El Mono de Alambre
NOÉ MORALES MUÑOZ

Cabezalcubo
JORGE MOCH

Mentiras Transparentes
FELIPE GARRIDO

Al Vuelo
ROGELIO GUEDEA


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

Alonso Arreola
alarreo@yahoo.com

Lilya Zilberstein, pianista en México

Lilya Zilberstein tiene cuarenta y cuatro años de edad. Nació en Moscú. Se graduó en el Instituto Pedagógico de Gnessin en donde estudió música por diecisiete años. Su nombre emergió internacionalmente cuando, en 1987, ganó la medalla de oro en la competencia Busoni Internacional de Piano, para luego obtener el Premio de la Accademia Musicale Chigiana en Siena, Italia. Desde 1990 vive en Hamburgo, Alemania, desde donde se hace escuchar como una de las mejores intérpretes de nuestro tiempo. Hoy y pasado mañana podremos corroborar su talento allá en la sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario, cuando al lado de la Ofunam presente El cazador maldito, de Franck; Concierto para piano no. 5, de Saint-Saëns, las Suites I y II de Dafnis y Cloe, de Ravel (domingo 25, 12:00 horas, $240, $160 y $100); y en solitario: las Variaciones brillantes op. 12 y Barcarola, de Chopin; Consolaciones y Fantasía y fuga sobre el motivo Bach, de Liszt, más Variaciones sobre un tema original y Variaciones sobre una canción húngara, de Brahms (martes 27, 20:30 horas, $240 y $160).

Como parte de su currículo, Lilya Zilberstein, puede presumir conciertos con numerosas orquestas estadunidense, entre ellas (disculpe este listado nuestro lector, pues vale la pena): Chicago Symphony, Colorado Symphony, Dallas Symphony, Florida Orchestra, Indianapolis Symphony, Jacksonville Symphony, Milwaukee Symphony, Montreal Symphony, Omaha Symphony, etecétera. Asimismo, su paso por Europa y Asia ha dejado huellas memorables con instituciones como: Berlin Philharmonic, Czech Philharmonic, Dresden Staatskapelle, Helsinki Philharmonic, Leipzig Gewandhaus, London Symphony, Moscow Philharmonic, entre otras.

De sus conciertos más recientes destaca uno con la Stuttgart Philharmonic , cuando presentó los cuatro conciertos y las variaciones de Paganini en tres tardes consecutivas, así como su visita a Guadalajara para las Fiestas de Mayo de 2007, cuando se mostró en el Teatro Degollado junto a la Orquesta Filarmónica de Jalisco. Igualmente, Zilberstein ha sido aplaudida por su alianza con la gran Martha Argerich y con el violinista ruso Maxim Vengerov, virtuoso junto al que obtuvo sendas nominaciones al Grammy por Mejor Álbum Clásico y Mejor Interpretación de Música de Cámara. Artista firmada por el legendario sello alemán Deutsche Grammophon, entre su amplia discografía destacan interpretaciones a Rachmaninoff, Shostakovich, Mussorgsky, Liszt, Schubert, Brahms, Debussy, Ravel y Chopin.

Sobre su presentación en solitario este próximo martes, hay que subrayar un repertorio compuesto por tres de los mayores representantes del romanticismo, con el acierto de recorrer sus principales focos geográficos: Francia, Austria y, claro está, Alemania (no, no sonará Beethoven). Para empezar tendremos a Chopin. Nacido en Polonia en 1810 y muerto en París en 1849, es uno de los mayores compositores y pianistas de la humanidad. Escucharemos las Variaciones brillantes, op. 12, y la Barcarola. El primer conjunto proviene del año 1832, cuando Chopin vivía en París bajo contrato con Schlesinger, la casa editora más importante de Francia. El segundo es parte del período tardío, considerado más sereno aunque arriesgado en la búsqueda de nuevas formas armónicas.

Después, la Zilberstein presentará Consolaciones y Fantasía y fuga sobre el motivo Bach, de Liszt. De ellas destaca la segunda pues, escrita originalmente para órgano en 1855 (revisada en 1870) y dedicada a la consagración del órgano de Friedrich Ladegast de la catedral de Merseburg, fue luego adaptada para piano por él mismo, convirtiéndose en una de sus más artificiosas y celebradas piezas. Nacido en Hungría en 1811, el mayor legado de Liszt consiste en que estableció la técnica moderna de interpretación pianística e inventó el llamado “poema sinfónico”. Casi nada.

Finalmente, Lilya Zilberstein ejecutará Variaciones sobre un tema original y Variaciones sobre una canción húngara, de Brahms. Nacido en Hamburgo en 1833, hijo del contrabajista Johann Jacob Brahms, este pianista y compositor está igualmente ligado al romanticismo y se le considera uno de los mejores sucesores de Beethoven. Famoso por sinfonías y conciertos, su mayor interés fue la creación de variaciones, canciones y piezas para piano solo o dos pianos, como algunas de sus bien conocidas Danzas húngaras. Precisamente de su amor por aquellas tierras proviene la última interpretación de este concierto que, sin lugar a dudas, resulta promisorio para inaugurar la presencia internacional en la unam durante 2009.