Política
Ver día anteriorJueves 18 de junio de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La prueba, en manos del Poder Judicial, dice

Hernández Haddad insiste: Muñoz Rocha está vivo
Alfredo Méndez
 
Periódico La Jornada
Jueves 18 de junio de 2009, p. 12

Tras la reciente información publicada por La Jornada sobre el caso del ex diputado Manuel Muñoz Rocha y la determinación judicial de declarar prescrito el delito por el asesinato del priísta José Francisco Ruiz Massieu, en favor del ex legislador tamaulipeco, el ex cónsul de México en San Antonio, Texas, Humberto Hernández Haddad, uno de los protagonistas de esta historia derivada de un magnicidio que data del 28 de septiembre de 1994, aseguró que estas revelaciones demuestran que Muñoz Rocha está vivo.

Sin querer entrar en polémica con lo declarado el pasado martes por el abogado Enrique Fuentes León, quien acusó a Hernández Haddad de ser uno de los responsables de haber falseado la firma de aquel litigante plasmada en un documento con el que al parecer se pidió a una juez federal, a nombre de Muñoz Rocha, la prescripción del delito de homicidio, el también ex senador exigió al Poder Judicial de la Federación (PJF) que transparente este caso, para que no quede la percepción de que hubo un manejo turbio en la resolución de dos juzgadores federales.

En entrevista con este diario, Hernández Haddad indicó: solicito respetuosamente al presidente del Consejo de la Judicatura Federal (el ministro Guillermo Ortiz Mayagoitia) y a la vez presidente de la Suprema Corte, se atienda mi petición de copia del poder notarial (con el que Muñoz Rocha presuntamente autorizó en el extranjero a un abogado para pedir a su nombre la prescripción del delito de homicidio perpetrado contra Ruiz Massieu).

Dicho documento notarial es la prueba más importante que el PJF tiene ya en su poder, de que el evadido está vivo, de que se encuentra en algún lugar del extranjero y de que mis informes de 1994 lo único que causaron fue la molestia de una organización delictiva que está haciendo de las suyas y a la que nadie le ha marcado el alto.

Humberto Hernández Haddad ha sostenido que el 19 de octubre de 1994, cuando fue arrestado el abogado Fuentes León en Estados Unidos, acusado de cohecho, iba acompañado de Muñoz Rocha. La respuesta posterior del gobierno federal, cuando ya era encabezado por Ernesto Zedillo, fue despedir al funcionario.

Incluso, un oficio de la cancillería mexicana dirigido el 30 de noviembre de 1994 a la Procuraduría General de la República (PGR) por Juan Manuel Gómez Robledo, secretario particular del entonces titular de Relaciones Exteriores, Manuel Tello Macías, informó al procurador general en turno que fiscales estadunidenses tenían ubicado a Fuentes León.

En ese documento se informaba que el entonces cónsul general de México en San Antonio había notificado por escrito al canciller sobre la presencia de Muñoz Rocha en esa ciudad, dos meses después del asesinato de Ruiz Massieu. El gobierno mexicano hizo caso omiso a los informes de Hernández Haddad.

Todos esos hechos ocurridos en 1994 fueron informados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos al consulado de México en San Antonio. Y yo los hice del conocimiento directo, y por escrito, de José Ángel Gurría Treviño, secretario entonces de Relaciones Exteriores, quien por haber informado eso me pidió que entregara el consulado, precisó.

En su momento, Gurría emitió un boletín de prensa que varios medios publicaron, en donde me cubrió de insultos e inventó una destitución que sólo existió en su mente, agregó.

Este asunto, explicó, es revisado actualmente por los tribunales internacionales.

Añadir un comentario