Política
Ver día anteriorSábado 12 de septiembre de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Perredistas confirman rechazo a IVA disfrazado

Seis millones de familias recibirán mil pesos mensuales, según Madero
Andrea Becerril
 
Periódico La Jornada
Sábado 12 de septiembre de 2009, p. 3

Después de reunirse en Los Pinos con el presidente Felipe Calderón, el coordinador de los senadores panistas, Gustavo Madero, defendió el proyecto presupuestal del gobierno federal: nadie puede en su sano juicio negarse a discutir esta propuesta, que de aprobarse permitirá dar mil pesos mensuales a 6 millones de familias que viven en pobreza extrema.

En conferencia de prensa, que ofreció en la sede senatorial, Madero insistió en las bondades del impuesto general de 2 por ciento que se pretende aplicar al consumo: esta contribución va a permitir no sólo detener, sino empezar a revertir los indicadores de pobreza en el país. Es la oportunidad real de conseguir ingresos, alimentos y estudios a los sectores de la población de menores recursos.

Recalcó que el gobierno federal ha hecho un esfuerzo importantísimo al presentar un paquete en el que pone la muestra reduciendo puestos de trabajo, el número de secretarías y proponiendo un esquema para apoyar a los que menos tienen.

Por separado, el presidente del Senado, Carlos Navarrete, afirmó que el proyecto de presupuesto y Ley de Ingresos 2010 contienen un conjunto de medidas francamente inaceptables, entre ellas el subterfugio del gravamen de 2 por ciento al consumo, supuestamente para combatir la pobreza, pero que en realidad es un IVA que se pretende aplicar por la puerta trasera.

El perredista recalcó que se trata de un impuesto general al consumo, que en el caso de productos que ahora tienen tasa cero, como medicinas y alimentos, se tendrá que pagar 2 por ciento.

Asimismo, los productos y servicios tasados con 15 por ciento pasarán a 17, abundó.

En igual sentido, Dolores Padierna, de la corriente Izquierda Democrática Nacional, advirtió que los legisladores perredistas deben rechazar ese IVA disfrazado y en general el proyecto de Calderón, que es regresivo, profundiza las causas de la actual crisis y carga a los mismos contribuyentes el costo de la emergencia financiera.

Resaltó que ese impuesto de 2 por ciento no es contra la pobreza, sino contra los pobres, toda vez que se gravará todo consumo, incluyendo alimentos y medicinas, y al final generará efectos inflacionarios, lo que afectará a toda la población, sobre todo a la de menores ingresos.