Economía
Ver día anteriorViernes 8 de abril de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Pendiente, ampliar la oferta de crédito a la producción

Nuestra visión no es sólo el negocio, sino apoyar el desarrollo

Para que el crecimiento del crédito se mantenga es necesaria la estabilidad financiera, que haya más educación sobre el uso del financiamiento. En México hay mucha más demanda del crédito que se ofrece, porque hay muchos sectores no atendidos

Roberto González Amador
 
Periódico La Jornada
Viernes 8 de abril de 2011, p. 31

Ampliar la oferta de crédito a las actividades productivas es un capítulo pendiente de la banca que opera en México. Tenemos un enorme reto como industria, asegura Alejandro Valenzuela, director general del Grupo Financiero Banorte.

Para que el crecimiento del crédito se mantenga es necesaria la estabilidad financiera, que haya más educación sobre el uso del financiamiento. En México está dada la demanda de crédito porque hay muchos sectores que no están claramente atendidos por la banca, planteó Valenzuela, en entrevista con La Jornada.

Autoridades y directivos del sistema financiero se reúnen a partir de este jueves en el puerto de Acapulco en su convención anual, foro convocado en esta ocasión para discutir la forma en que la banca privada puede promover el desarrollo del país.

“En términos gremiales tenemos un enorme reto como industria. Es una oportunidad y un reto. Una oportunidad porque entre más se vaya bancarizando el país es bueno para todos los intermediarios. Pero es un desafío porque hay sectores de la población que implican un análisis y una visión de riesgo que requieren meterse más a detalle para que podamos ser buenos proveedores del crédito”, apunta Valenzuela.

Explica que considera un capítulo pendiente elevar la oferta de crédito porque el financiamiento bancario en el país no representa más de 20 por ciento del producto interno bruto, el doble de lo que era hace 10 años, pero muy por debajo de la proporción que guarda en países como Chile, donde es de 90 por ciento, o de Brasil, 50 por ciento. Aquí hay un enorme camino que sin duda alguna puede ser beneficioso y es un potenciador de crecimiento para mediano plazo.

Añade que en el caso particular de Banorte, el hecho de ser un banco de capital mexicano le permite actuar con enorme agilidad y capacidad de respuesta que, asegura, sus competidores extranjeros no tienen, sobre todo para las decisiones estratégicas.

Eso al final de cuentas es una ventaja que debemos aprovechar y que nos permite estar muy cerca de los clientes, de sus necesidades, porque nosotros no tenemos ninguna limitante más que la determinada por el tamaño de nuestro negocio. Y nuestra visión sin duda es seguir creciendo, seguir aumentando los créditos a todos los sectores, como hemos venido haciendo en años recientes, pero con una visión de largo plazo, de aquí somos y aquí nos quedamos.

Agrega: Sentimos que la posibilidad de negocio para un banco como éste en México es realmente muy importante y queremos contribuir. Nuestra visión es no solamente ser un negocio, sino apoyar el desarrollo nacional, que es fundamental.

–Habla de que hay espacio para que aumente la penetración del crédito. ¿De qué depende para que ocurra?

–Requiere un entorno macroeconómico propicio. Si las tasas de interés son bajas, si la inflación baja, si la economía tiene capacidad de generar crecimiento, riqueza, empleo, actividad económica, eso obviamente son factores que detonan el crédito, que luego va a apoyar en el círculo virtuoso de la actividad económica para propiciar más empleo y mayor actividad económica. Pero de entrada el marco macroeconómico tiene que ser propicio y hoy en México es muy sólido. Eso ya es un activo que se ha adquirido, lo tenemos que seguir trabajando todos los días, no porque lo tengamos no lo podemos perder.

Foto
Alejandro Valenzuela, en sus oficinas de Santa FeFoto Carlos Cisneros

Destaca que hay otros factores que se requieren poner a punto. Sin duda, tener un entorno legal mucho más ágil en el sentido de la recuperación de los activos es un factor que se tiene que seguir trabajando. Se requiere mejorarlo para que el costo de la intermediación financiera en el país sea menos oneroso y los bancos no tengan que cargar con activos en problemas de pago durante muchos años, como fue y ha sido el tema de crédito hipotecario. Menciona que en México, cuando un banco inicia un proceso legal para recuperar el bien que garantizó el préstamo, el litigio puede durar de cinco a ocho años, cuando, asegura, en otros países los juicios se desahogan en unos meses.

Otro tema fundamental es sin duda la educación financiera; que todos los que trabajamos en el sector financiero conozcamos muy bien lo que implica intermediar, tomar un préstamo, apalancarse, y con ello se vaya cuidando mucho que la gente, familias y empresas, vayan utilizando el crédito como un potenciador del crecimiento, como un potenciador de generar ese consumo mucho más importante, pero claramente con una cultura que permita que el ciclo ahorro-inversión-intermediación se lleve adecuadamente.

–La banca obtiene ganancias, aumenta el crédito y presenta números sólidos, pero algunos sectores piden más atención. ¿En qué momento esa solidez se va a reflejar en crédito más rápido y más barato?

–Hay signos más positivos. Sin duda en el sector de las pequeñas y medianas empresas, que son 97 por ciento de la actividad productiva del país. Después de la crisis de 1995 fueron desintermediadas (dejaron de recibir préstamos) por la banca y tuvieron que buscar fuentes alternas de financiamiento. Muchas de ellas tuvieron que buscar el crédito de proveedores, pero en el caso de Banorte nos dimos cuenta de que había aquí una oportunidad y trabajando muy de cerca con Nacional Financiera hemos podido encontrar esquemas que nos van permitiendo apoyar un universo más grande de empresas que tienen muy distintos campos de acción, pero que sólo hace algunos años no podíamos financiarlos por el manejo del riesgo.

–Dice que hay espacio para que crezca el crédito a las actividades productivas. ¿Cómo se debe hacer para que la asignación de préstamos se haga en condiciones que permitan pagarlos?

–Para que el crecimiento se mantenga tiene que ver con lo que acabamos de mencionar, la estabilidad financiera, la educación. Tiene que ver obviamente con la demanda por el crédito, que en México está dada. Hay mucho más demanda hoy en día de lo que se está ofreciendo de crédito, porque todavía hay muchos sectores que no están bancarizados, que no están claramente atendidos.

Pero como todo en la vida, yo creo que es por etapas, es por fases. Y si bien hoy todavía venimos de un nivel de intermediación que es muy bajo, sin duda lo que sentimos en Banorte es que todo lo que acabamos de mencionar va también a ayudar a propiciar mayor crecimiento de la economía mexicana. Estamos convencidos de que la buena intermediación financiera al final es un detonador del crecimiento, un potenciador del crecimiento.