Economía
Ver día anteriorViernes 8 de abril de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El vocero de Tv Azteca insiste en que la licitación 21 estuvo viciada

Plantea Niño de Rivera transformación del mercado de las telecomunicaciones
Israel Rodríguez y Roberto González Amador
 
Periódico La Jornada
Viernes 8 de abril de 2011, p. 32

Acapulco, Gro., 7 de abril. La alianza entre los dos grupos empresariales que controlan la televisión abierta en el país para prestar servicios de telefonía móvil busca enfrentar al monopolio de Teléfonos de México y Telcel, aseguró Luis Niño de Rivera, vocero del Grupo Salinas, controlador de Televisión Azteca.

Este jueves Televisa anunció la compra de 50 por ciento de las acciones de Iusacell, la compañía de telefonía móvil del Grupo Salinas, operación que aportará a la telefónica mil 565 millones de dólares para inversión en infraestructura.

Las prácticas de Telcel, empresa de telefonía móvil propiedad de Carlos Slim, destruyen la competencia en el mercado de telecomunicaciones, afirmó Luis Niño de Rivera en declaraciones a este diario.

Por ese abuso tenemos al hombre más rico del mundo, declaró Niño de Rivera, sin mencionar el nombre de Slim, quien también es el principal accionista de Teléfonos de México, y que posee una fortuna valuada por la revista Forbes en 74 mil millones de dólares.

El objetivo es tener mucho mayor capacidad para hacer frente a este abuso extraordinario que tiene Telcel en el mercado y la forma en que tiene tarifas desequilibradas para competir deslealmente.

El vocero del Grupo Salinas dijo: Buscamos ganar una proporción mayor del mercado. Hoy tenemos 4 millones de clientes y queremos crecer infinitamente más, pero si no cambiamos las reglas del juego como está hoy, el abuso de parte de Telcel va a seguir.

Aseguró que México tiene una de las tarifas de interconexión más caras del mundo, con uno de los peores servicios que hay en el mundo, con una cantidad de quejas enormes de la clientela de Telcel. Lo que queremos unidos Televisa y Iusacell es transformar el mercado.

El también vicepresidente de la Asociación de Bancos de México (ABM) expresó: Estamos muy preocupados por esa situación; hay un gran desequilibrio en el mercado; lo que hacen Telcel y Telmex es en el único lugar del mundo donde es el jugador dominante en telefonía celular y fija.

Entrevistado en el contexto de la 74 Convención Bancaria, Luis Niño de Rivera señaló que lo que hace Telcel es destruir a la competencia y cobrarles caro a los mexicanos. Por ese abuso tenemos al hombre más rico del mundo; recibió hace 20 años una concesión para operar no sólo la telefonía fija durante seis años como monopolio sino que recibió la única licencia para operar en las nueve regiones del país la telefonía celular, lo que no tenia nadie más.

Consideró que la disputa entre los gigantes de la televisión contra Telmex continuará. En ningún país del mundo el monopolio ha cedido gratuita y graciosamente. Se van a defender y se van a seguir aferrando a lo que tienen.

Descartó que la Comisión Federal de Competencia (CFC) frene esta alianza porque estaría muy difícil que un participante que tiene 4 por ciento del mercado lo quieran limitar o frenar por cuestiones de competencia. Lo que queremos es aumentar la competencia. El problema serio es que el jugador dominante, que es Telcel, unido a Telmex, está destruyendo la competencia. Ése es el problema de esta industria.

–¿Por qué el Grupo Salinas se opuso con todo a la licitación 21, en la que Televisa se aliaba con Nextel para dar telefonía móvil, y ahora Iusacell se une con Televisa para lo mismo?

–La licitación 21 está viciada de entrada. Está mal planteada desde las bases y muy mal ejecutada. Un bien de un país o de un Estado es el espectro radioeléctrico. El Estado mexicano salió a vender tres pedazos de 30 megahercios y construyó una licitación que en teoría es una competencia entre partes interesadas para que se ofrezca el precio más elevado posible dentro de las condiciones que resulten más atractivas del mercado. En este caso fue exactamente al revés eliminaron a todos los competidores en dos de los tres pedazos, en los dos que tenían cobertura nacional y acabaron uno quedándoselo porque no pudieron vender. Habiendo tantos tiradores y no lo pudieron vender. El otro propiamente lo vendieron a un precio totalmente ridículo de 180 millones de pesos. El tercer paquete el mercado determinó que valía 5 mil millones. Ése es el problema de la licitación 21.

No es problema de Televisa ni de Telcel ni de los participantes. Nosotros estamos sujetos a las reglas que pone la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y la Comisión de Competencia y la Comisión Federal de Telecomunicaciones. El problema está en cómo se estructuró no en que si Televisa pudo o no pudo.

Sobre la necesidad de que haya más competencia en la televisión abierta, Luis Niño de la Rivera comentó: Nosotros en Tv Azteca queremos mayor competencia y también toda la competencia en televisión es bienvenida. Televisa es el mayor oferente tiene el doble de canales que tenemos nosotros. Entonces si viene una tercera (cadena) que venga una cuarta, una quinta, una sexta. Necesitamos mayor competencia en televisión.

En torno a la salida de Telcel y Telmex como anunciantes en Tv Azteca, dijo: “Nosotros en Tv Azteca respetamos y queremos mucho a clientes como Telcel y Telmex. Si ellos están dispuestos a pagar las tarifas que hoy cobramos nosotros encantados de tenerlos como anunciantes. Durante cinco años mantuvimos exactamente el mismo precio sin actualizaciones para Telcel y Telmex.