Mundo
Ver día anteriorLunes 20 de junio de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Denuncian que el acuerdo del bloque supone recortes en salarios, pensiones, salud y educación

Cientos de miles protestan en Europa contra el pacto del euro

Marchan indignados en 60 ciudades de España; en Madrid y Barcelona, las más numerosas

No se reportaron incidentes violentos

Movilizaciones en Tokio y Nueva York, entre otras

Foto
Indignados se concentraron ayer en la plaza Neptuno, en Madrid, para expresar su rechazo a políticas económicas europeasFoto Reuters
Armando G. Tejeda
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 20 de junio de 2011, p. 25

Madrid, 19 de junio. Cientos de miles de indignados se manifestaron en las calles de más de 60 ciudades de España y otras tantas en diversos países para expresar su rechazo al pacto del euro, un acuerdo entre los gobiernos que integran la Unión Europea que, aseguran, supondrá numerosos recortes en salarios, servicios sociales, pensiones, sanidad y educación.

Las marchas, convocadas por el movimiento del 15 de mayo (15-M), transcurrieron en un ambiente festivo, pacífico y reivindicativo en el que se volvieron a escuchar severas críticas contra los dirigentes políticos y los empresarios, como máximos responsables de la crisis económica y financiera.

La Spanish revolution, o la revolución de los indignados, acordó a través de su sistema de asambleas una jornada de protestas para repudiar el modelo neoliberal y los estragos que provoca en las sociedades. Bajo el lema Europa para los ciudadanos y no para los mercados se congregaron centenares de colectivos y asambleas de barrio que una a una, pero articulándose como un conjunto, protagonizaron la jornada más tumultuosa desde que irrumpió el movimiento ciudadano hace poco más de un mes en España.

Tras las críticas recibidas de un sector de la clase política y los medios de comunicación por altercados violentos y aislados ocurridos en Barcelona el pasado 11 de junio, los indignados, además de criticar el pacto cupular que cambiará el Estado de bienestar europeo, también enarbolaron la bandera de la protesta pacífica, ajena a todo acto violento y con las manos en alto como símbolo de que éstas son nuestras armas.

En las marchas, concentraciones y actos reivindicativos en España no hubo un solo incidente violento. Las protestas con mayor asistencia fueron las de Madrid, con más de 150 mil personas, según los organizadores, y más de 50 mil, según la policía. Y Barcelona, con 260 mil según los convocantes, y 100 mil según las autoridades.

En las marchas que se desarrollaron en 66 ciudades de España se volvieron a escuchar las consignas que convirtieron esta revuelta popular en un fenómeno político que alteró la agenda de los partidos y se expandió como pólvora entre la sociedad.

Su núcleo original eran jóvenes, muchos desocupados y sin perspectivas –España tiene 43 por ciento de desempleo juvenil, la tasa más alta de Europa–, y poco a poco se han ido sumando pensionados, migrantes y más.

En la marcha de Madrid se recordó el carácter pacífico del movimiento, que nació en el campamento de la Puerta del Sol, pero que ahora pertenece a las asambleas de barrios. Por eso la estructura de la manifestación: ocho grandes columnas de miles de personas que salieron de puntos distintos para confluir, a la misma hora, en las inmediaciones del Congreso de los Diputados, el centro del poder político del país.

No hay para tanto chorizo (corrupto), no nos representan, el pueblo unido jamás será vencido y esta crisis no la pagamos fueron las consignas más coreadas por la marea humana, que resistió el fuerte calor y en la que había desde bebés hasta ancianos indignados y esperanzados con esta juventud que lucha y resiste.

En Barcelona, el lema de la protesta fue: la calle es nuestra. No pagaremos su crisis, en la que se volvió a exigir la dimisión del consejero de Interior de la Generalitat de Cataluña, Felip Puig, por reprimir la protesta.

Hubo movilizaciones en Coruña, Albacete, Alcalá de Henares, Alicante, Baena, Bilbao, Cabra, Cádiz, Cáceres, Cartagena, Ciudad Real, Córdoba, Cuenca, Donostia, Ferrol, Fuerteventura, Gijón, Girona, Gran Canaria, Guadalajara, Huelva, Jaén, Jerez, La Línea, La Villa Joiosa, Lanzarote, León, Logroño, Málaga, Melilla, Montilla, Murcia, Ourense, Pamplona, Plasencia, Ponferrada, Pontevedra, Priego de Córdoba, Puertollano, Salamanca, Santander, Santiago de Compostela, San Javier (Murcia), Sevilla, Tarancón, Tarragona, Tenerife, Toledo, Torrevieja, Ubrique, Valladolid, Vigo, Villena,Vitoria, Zamora y Zaragoza.

Y en al menos 66 ciudades de Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovaquia, Francia, Holanda, Inglaterra, Italia, Irlanda, Islandia, Luxemburgo, Mónaco, Noruega, Polonia, Portugal, República Checa, Rumania, Serbia, Suecia, Suiza y Turquía. También se informó de actos hermanados con esta movilización en Buenos Aires, Tokio y Nueva York.