Cultura
Ver día anteriorMiércoles 9 de abril de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

En ensayos y novelas describe los vínculos de las fronteras en el viejo continente

Claudio Magris cumple 75 años; el escritor italiano no cesa en el sueño de lograr una Europa unida
Dpa
 
Periódico La Jornada
Miércoles 9 de abril de 2014, p. 8

Roma, 8 de abril.

El escritor italiano Claudio Magris está considerado como uno de los más brillantes de su país. Activista en favor de una Europa unida y afilado crítico de los delirios de grandeza de Silvio Berlusconi, ejerce también de puente entre culturas gracias a su labor de traductor. El jueves, el autor de Microcosmos, cumple 75 años.

Cuando en 2009 fue distinguido con el Premio de la Paz de los libreros alemanes, además de halagos también hubo quienes apuntaron que su ideal de una Europa de la diversidad no se adecuaba a estos tiempos de crecientes nacionalismos y cansancio europeo.

Pero lo cierto es que Magris no ha cesado de hacer frente contra el populismo y los extremos. Lo que más miedo me dan son las muchas señales que apuntan al populismo y los nacionalismos, dijo con la mirada puesta en las elecciones europeas de mayo. Eso, afirma, son síntomas de una crisis.

Europa es nuestro único futuro posible, pero temo que los resultados de los comicios sean malos, añadió. Magris confía en que después de las elecciones, la política no pierda la cabeza. En opinión de este germanista, Alemania es el único país europeo que lleva una vida democrática normal. Y tras la irritación de otros países, se esconde también envidia, añade.

El ensayista, que continúa escribiendo sus columnas para el Corriere della Sera, señalaba en un reciente artículo cuáles son las bases para el ascenso de Marine Le Pen en Francia: el socialista François Mitterrand, que por motivos tácticos dio el visto bueno a la extrema derecha.

Magris no se ha dado por vencido en su sueño europeo. Ya lo dijo en 2009 durante su discurso al recibir el prestigioso galardón alemán: “A Europa le espera la gran y difícil tarea de abrirse a las nuevas culturas de los ‘nuevos europeos’ de todo el mundo, que lo enriquecen con su variedad”.

Su carácter de cruzar fronteras es algo que a este profesor de literatura le viene marcado de nacimiento. Es oriundo de Trieste, cruce de culturas italiana, eslava y germana que durante cinco siglos estuvo bajo el dominio de los Habsburgo. Sus ensayos y novelas, en los que une literatura y filosofía, describen como ningún publicista la vinculación de las fronteras europeas.

Magris se dio a conocer a los 24 años con su tesis doctoral sobre El mito de los Habsburgo en la literatura austriaca. En El Danubio trazó un recorrido por el río que cruza Europa como pretexto para ahondar en la historia del continente indagando en el viejo concepto de Mittleuropa.