Economía
Ver día anteriorMiércoles 9 de abril de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Destaca una política macro más expansiva y repercusiones del avance económico de EU

FMI mantiene el pronóstico de crecimiento de 3% para México

Pronostica 3.5% para 2015 si se sienten efectos de las reformas

Redujo la previsión para la economía global a 3.6% por las tensiones geopolíticas y la desaceleración de los emergentes

Notimex y de la Redacción
 
Periódico La Jornada
Miércoles 9 de abril de 2014, p. 28

Washington, 8 de abril.

El crecimiento de México este año será de 3 por ciento y mejorará en 2015, cuando la expansión llegará a 3.5 por ciento, proyectó hoy el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Ambos pronósticos contenidos en su reporte Proyecciones económicas mundiales se mantuvieron en línea con los que dio a conocer durante su anterior revisión de enero pasado.

Para la economía global el organismo redujo su previsión de crecimiento de este año al pasar de 3.7 por ciento en enero a 3.6, un ligero reajuste de menos 0.1 puntos, que responde al surgimiento de tensiones geopolíticas y una desaceleración en los mercados emergentes.

Para América Latina y el Caribe también disminuyó su proyección a 2.5 por ciento, 0.4 puntos porcentuales menos que a principios del año. Se observan importantes diferencias entre las grandes economías de la región. En México se prevé que el crecimiento será de 3 por ciento en 2014, gracias a una orientación más expansiva de la política macroeconómica, la desaparición de los factores especiales que explican la baja tasa del crecimiento registrada en 2013 y las repercusiones del aumento del crecimiento en Estados Unidos.

Para 2015 el FMI anticipa que el crecimiento de la economía nacional aumentará a 3.5 por ciento, a medida que se hagan sentir los efectos de las reformas estructurales. Las reformas económicas en México, especialmente en los sectores de energía y telecomunicaciones, auguran un crecimiento potencial más alto a mediano plazo, afirmó.

El Fondo anticipó que la inflación se mantendrá en los linderos de las metas de corto plazo proyectadas por el gobierno, debido a los efectos de algunas medidas de corte tributario; sin embargo, la inflación central y las expectativas inflacionarias se mantienen bien ancladas, señaló.

Para la región de América Latina y el Caribe el FMI pronostica que la actividad seguirá relativamente lenta en 2014, cuando será de 2.5 por ciento, mientras para 2015 previó que será de 3 por ciento.

Colombia, Chile y Perú

Elogió la situación de Colombia, Chile y Perú. Sin embargo, para Brasil, la mayor economía de América Latina, recortó su pronóstico de crecimiento a 1.8 por ciento este año, y 2.7 el próximo, una baja de 0.5 y 0.2 por ciento, respectivamente, desde sus cálculos anteriores. Además, destacó incertidumbres en torno a las perspectivas para Venezuela y Argentina.

El FMI consideró que la región enfrentará un panorama mixto ante factores externos, a la vez que requerirá fortalecer sus posiciones fiscales, responder a potenciales fragilidades y continuar con reformas estructurales.

Sin bien los países de América Latina y el Caribe se verán beneficiados por un alza de las importaciones de las naciones desarrolladas, a partir de la recuperación gradual que han empezado a experimentar, su efecto se verá limitado. La razón será la baja en los precios de las materias primas, derivada de la menor demanda de China, que como otras naciones emergentes experimentará una desaceleración de su crecimiento económico, explicó el texto presentado por el consejero económico Olivier Blanchard, en un artículo que acompaña el informe.

En su reporte, divulgado el martes en anticipación a la reunión anual de primavera del FMI y el Banco Mundial, apuntó que la región enfrentará condiciones menos favorables en los mercados financieros.

En el informe Proyecciones económicas mundiales, el FMI señaló que el riesgo de una crisis global se va reduciendo, con la coyuntura más estable y mayor crecimiento, aunque destacó que no han desaparecido los riesgos.

La economía global crecerá 3.6 por ciento en 2014, y 3.9 por ciento en 2015, una baja de 0.1 puntos porcentuales con respecto al pronóstico de enero. Las cifras, presentadas en Washington, indican una mejora frente a 2013, cuando la expansión fue de 3 por ciento en todo el mundo.

El crecimiento más fuerte se registrará en Estados Unidos y rondará 2.8 por ciento en 2014, impulsado por el consumo sostenido y la reducción de incertidumbres sobre la deuda.

Para la zona euro se proyecta un crecimiento positivo pero variado, de 1.2 por ciento, fuerte en su núcleo y más débil en los países con elevado nivel de deuda y fragmentación financiera, factores que juntos actuarán como un lastre para la demanda interna. El FMI señala que la zona euro salió de la recesión, pero las secuelas sociales de la crisis son profundas.

En China se espera un crecimiento de 7.5 por ciento en 2014 y más lento para 2015, de 7.3, debido a que las autoridades procuran enfriar el crédito y promover reformas, asegurando una transición paulatina hacia un crecimiento más equilibrado y sostenible.

La recuperación mundial sigue frágil a pesar de la mejora de las perspectivas. También persisten riesgos viejos y nuevos, advirtió el documento.

El texto señala que en los últimos tiempos han surgido nuevos riesgos geopolíticos. El fortalecimiento de la recuperación de las economías avanzadas tras la gran recesión constituye un hecho positivo. Pero el crecimiento aún no tiene el mismo grado de solidez en el mundo entero, y es necesario redoblar los esfuerzos de las políticas para restablecer plenamente la confianza, lograr un crecimiento robusto y disipar los riesgos a la baja, advirtió el documento.