Política
Ver día anteriorMartes 22 de julio de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Se ejercerá acción penal contra seis de los administradores del albergue

Mamá Rosa es inimputable por padecer transtorno de senilidad, según la PGR

Murillo Karam rechazó que se hallan encontrado fosas clandestinas en el predio

Alfredo Méndez
 
Periódico La Jornada
Martes 22 de julio de 2014, p. 11

Hay acusaciones contra Rosa Verduzco Verduzco (Mamá Rosa) por presunto encubrimiento de secuestro de menores en el albergue La Gran Familia, de Zamora, pero no se ejercerá acción penal contra la mujer porque padece de sus facultades cognitivas y tiene trastornos de senilidad, lo cual la vuelve inimputable, dijo ayer el titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam.

Seis días después del polémico operativo militar y policiaco en el albergue, Murillo Karam informó que la PGR recibió al menos 150 denuncias contra los administradores del lugar, por lo que se ejercerá acción penal contra seis de ellos por los delitos de delincuencia organizada, secuestro y trata de personas en varias modalidades, entre ellas mendicidad forzosa.

Los consignados son Felipe Serrano Gómez, Enrique Hernández, David Verduzco, Miguel Ibarra, Vicente Félix y Lourdes Verduzco. Murillo dijo que aún está abierta la investigación para comprobar quién de ellos cometió abuso sexual en contra de por lo menos cinco menores de edad.

Los delitos que se investigan se cometieron desde mayo de 2014 a la fecha.

La PGR indaga la posible compra de cientos de menores que no pueden ser reclamados por sus padres biológicos, porque un notario público avaló que Rosa Verduzco pudiera tenerlos bajo su cuidado, indicó el procurador.

Murillo Karam rechazó que se hubieran encontrado fosas clandestinas en la casa hogar, contra lo que indicaron algunos familiares de las víctimas. Informó que dos maestras del albergue fueron liberadas y que de una de ellas se comprobó que apoyaba a los menores para evitarles maltratos.

El procurador añadió que las donaciones que recibió el albergue de instituciones oficiales y privadas aún no han sido investigadas.

Murillo precisó, respecto de Mamá Rosa, que el Ministerio Público Federal determinó abstenerse de ejercer acción penal con base en un peritaje médico-sicológico, según el cual las facultades cognitivas e intelectuales de la señora Verduzco Verduzco se encuentran disminuidas. El examen concluyó que la condición mental y física de la señora la incapacita e imposibilita para llevar el control tanto administrativo y de dirección relativo al personal, trabajadores y alumnos internos de la casa.

Añadió que “dada la disfunción cognitiva, aunada a la avanzada edad que tiene Mamá Rosa, corroborada con la valoración clínico-sicológica, se considera que la señora Verduzco presenta síntomas característicos de trastornos de la senilidad. Esta es la razón principal que en términos de la ley obliga a esta institución a no ejercer acción penal en su contra”.

Sobre las críticas que el ex presidente Vicente Fox Quesada e intelectuales como Jean Meyer y Enrique Krauze hicieron contra la incursión policial, por considerarla un abuso en el empleo de la fuerza pública, el procurador dijo que respeta esos puntos de vista, pero rechazó haber actuado bajo presión.

Se le preguntó si algunos intelectuales se habían comunicado con él y respondió: Por respeto a ellos no voy a contestar esa pregunta.

Sin embargo, sobre otra interrogante acerca de si la PGR recibió presiones en este caso, Murillo respondió: “Le voy a decir con toda contundencia. Lo dije claramente en una entrevista: esta procuraduría revisa hechos y presuntas responsabilidades (…) En casos como estos, la contundencia de los hechos, a la pura vista, nos obliga a actuar como lo hicimos, a fondo.

No tiene nada que ver la inimputabilidad de la señora Rosa Verduzco Verduzco con presiones de ningún tipo, no hubiéramos empezado todo esto si las hubiera.

El domingo pasado Vicente Fox informó que había acordado con Mamá Rosa la reapertura del albergue, con respaldo de la Fundación Vamos México, que encabezan el ex mandatario y su esposa Marta Sahagún.

Murillo refirió que aún desconoce cuál será el futuro del predio de La Gran Familia, que puede ser sometido a la figura legal de la extinción de dominio, a fin de que la propiedad pase a las arcas del gobierno federal.

Añadir un comentario