Política
Ver día anteriorJueves 31 de julio de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Viola la legislación laboral y el contrato colectivo, aseguran

Rechazan petroleros que el gobierno asuma los pasivos

Los trabajadores perderán derechos para garantizar las pensiones

Carolina Gómez Mena
 
Periódico La Jornada
Jueves 31 de julio de 2014, p. 8

La Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros (UNTPP) y el Comité Nacional de Estudios de la Energía (CNEE) expresaron su rechazo a los artículos transitorios tres y cuatro de la reforma a la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, ya que viola la legislación laboral, el contrato colectivo de trabajo y el régimen de jubilación de más de 400 mil trabajadores del sector energético y de sus familias.

Los inconformes enviaron un escrito a las comisiones de Energía y Presupeusto de la Cámara de Diputados, en el cual sostienen que “el pasivo laboral no se cubrirá con recursos presupuestales –esta es otra simulación–, pues en realidad lo acabarán pagando los propios trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE)”.

Explicaron que los artículos transitorios señalan que la proporción de la obligación de pago que en su caso asuma el gobierno federal será por un monto equivalente a la reducción del pasivo laboral que resulte del acuerdo para modificar el contrato colectivo de trabajo y el reglamento de trabajo, lo cual significa que si los trabajadores son despojados de mil millones, esos mil millones se destinarán para cubrir el pasivo laboral. Concretamente, serán los trabajadores activos los que sufrirán, a partir de que se modifiquen los contratos colectivos, una merma en sus derechos para garantizar las pensiones de los jubilados.

En el escrito, firmado por Moisés Flores Salmerón, secretario general de la UNTPP; Alejandro Corona y Heberto Barrios, coordinadores del organismo y de jubilados del mismo, así como por Mario Galicia Yepez, coordinador nacional colegiado del CNEE, precisaron que el gobierno federal no se obliga a llevar a cabo la asunción de este pasivo laboral, sino que sólo en su caso asumirá una proporción del mismo.

Sostuvieron que el chantaje jurídico se traduce en que si los trabajadores quieren que el pasivo laboral sea absorbido en los términos referidos, los trabajadores de nuevo ingreso deberán pagar sus pensiones con sus propios recursos, mediante cuentas individuales que manejarán las afores.

Y también significa que estos trabajadores ya no tienen asegurada una pensión, que serán pensiones de miseria y deberán cotizar muchos más años.

En conferencia de prensa, junto con la Alianza de Trabajadores de la Salud y Empleados Públicos, ayer la UNTPP y el CNEE aseguraron que los acuerdos de los legisladores en las leyes secundarias son contrarios al artículo 123 constitucional y atentan contra el régimen de jubilaciones y pensiones y el contrato colectivo de los petroleros.

Añadieron que la transferencia de las obligaciones de una empresa estatal a las finanzas públicas constituye una triquiñuela para vender Pemex y sienta un precedente para que cualquier empresa, cambiando de razón social o patrón, elimine obligaciones y anule derechos y prerrogativas de los trabajadores.

Añadir un comentario