Mundo
Ver día anteriorLunes 2 de octubre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La cifra incluye 955 civiles; más de 200 niños, entre las víctimas

Más de 3 mil muertos en Siria sólo el mes pasado, reporta el OSDH
Foto
Residentes y miembros de la Defensa Civil de Siria, buscan sobrevivientes entre los escombros de un inmueble derribado durante un ataque aéreo nocturno perpetrado el fin de semana en la ciudad de Armanaz, provincia de Idlib, cerca de la frontera con TurquíaFoto Afp
Afp y Dpa
 
Periódico La Jornada
Lunes 2 de octubre de 2017, p. 37

Beirut.

Más de 3 mil personas, incluidos 955 civiles, murieron por el conflicto en Siria durante septiembre, el mes más mortífero en lo que va del año, anunció este domingo el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), organismo con sede en Londres que dispone de una gran red de fuentes de información.

De las 955 víctimas civiles, 207 eran niños, aseguró.

Más de 70 por ciento de las víctimas civiles murieron en ataques aéreos del régimen del presidente sirio Bashar Al Assad, de Rusia y de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, indicó Rami Abdel Rahman, director del OSDH.

El conflicto en Siria inició en 2011 con la represión de manifestaciones contra el gobierno de Al Assad. Luego se extendió y se volvió más complejo al implicarse otros países y grupos yihadistas que apoyaron a la oposición armada, en un territorio cada vez más atomizado.

La guerra en Siria ha causado hasta ahora 330 mil muertos y millones de desplazados.

Actualmente, el país es escenario de ofensivas que tienen la finalidad de expulsar a los yihadistas del Estado Islámico (EI) de los territorios que mantienen bajo control.

Las fuerzas de Al Assad, apoyadas por la aviación de su aliado ruso, llevan a cabo una ofensiva en Deir Ezzor, en la zona este, contra los yihadistas del EI.

En tanto, la coalición internacional comandada por Estados Unidos proporciona apoyo aéreo a una alianza árabe-kurda –las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS)–, que combate al EI en su bastión de Raqa, en el norte de Siria, pero también en Deir Ezzor.

Según el OSDH, los combates de septiembre causaron 790 muertos entre las filas del gobierno del presidente Bashar Al Assad y sus aliados, y 550 en el campo de los rebeldes o de las FDS.

Un total de 738 yihadistas, pertenecientes al EI o a Tahrir al Sham, dirigido por la ex rama de Al Qaeda en Siria, se cuentan entre muertos.

Rodeados y atacados desde todos los frentes, los milicianos del EI han llevado a cabo en los días recientes contraofensivas en el desierto de Badiya, que se extiende al oeste de Deir Ezzor, y en la provincia central de Homs.

Este domingo combatientes del EI recuperaron la ciudad de Al Qaryatain, en la provincia de Homs, que estaba en manos de las fuerzas del gobierno de Al Assad, informó el OSDH.

Desde el anuncio de la creación de zonas de distensión, reina una cierta calma en las regiones implicadas (Idlib, Guta oriental, cerca de Damasco, y Homs).

La iniciativa, negociada por Rusia e Irán, ambos aliados del régimen sirio, y Turquía, que apoya a los rebeldes, puede abrir la vía a un alto el fuego duradero. Sin embargo, en días recientes se han incrementado los actos de violencia y los combates en diversos sectores, incluidas las zonas de distensión.