Política
Ver día anteriorLunes 2 de octubre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
19/S: El dolor y la esperanza

En Santa Rosa Xochiac hay 80 inmuebles muy dañados

Tras 30 años de trabajo pierden su hogar y les ofrecen casas de 45 m2
Laura Gómez flores
 
Periódico La Jornada
Lunes 2 de octubre de 2017, p. 16

Con el sismo del 19 de septiembre se fueron 30 años de trabajo, esfuerzos y sueños, comentan vecinos de Santa Rosa Xochiac, en la delegación Álvaro Obregón.

Don Francisco Cruz vio cómo su casa de tres niveles se vino abajo en segundos, pero nunca pensó que los daños fueran tan fuertes y ahora la estemos tirando.

El peritaje realizado por los especialistas dice que no podemos ya habitarla y debemos tirarla, lo cual estamos haciendo, con todo el dolor de nuestro corazón.

A cambio, dijo, el gobierno de la Ciudad de México nos ofrece construir unas casitas de 45 metros que resistirán los temblores: son ecológicas, permanentes y se levantarán muy rápido.

Frente a su casa, ubicada en la tercera privada de Cuaupanco número 5, donde otras cuatro viviendas están muy afectadas, recordó, con la voz entrecortada por las lágrimas, cuántos años y sacrificios enfrentó para levantar el patrimonio de su mujer y sus tres hijos.

Todo se perdió y lo único que nos queda es aceptar una casa pequeñita y no quedar como damnificados, porque con el salario de chofer y los costos de los estudios de los hijos, que están en la universidad, es imposible ahorrar y volver a levantar nuestro hogar, afirmó.

Otros vecinos comentaron los momentos de angustia que han sufrido a partir de aquel día y consideraron que la propuesta del gobierno de construirles agujeritos no es suficiente.

Hasta ahora, agregaron, se habla de un censo de 80 casas muy dañadas, pero algunas eran de lámina y madera, estaban mal de nacimiento, y otras, como las de nosotros, tenían cimientos, varilla y ladrillo, y todos vamos a recibir la misma casita.

Su tamaño es insuficiente para albergar a más de tres personas, cuando la mayoría de las familias en este pueblo de Álvaro Obregón son de más de cinco integrantes, Aseguran que al proponer que los inmuebles fueran más grandes, la respuesta de las autoridades fue: construyan hacia arriba de los 45 metros, porque no tienen de otra, señalaron.

Así que tendrán que conformarse con “huevitos y, si hay dinero, echarle pa´rriba, como si fuera un gallinero, sin importar que en esos montes de escombro quedó nuestra vida, nuestro patrimonio y el futuro de nuestros hijos, enterrado”, comentó don Agustín.

Las autoridades de la delegación Álvaro Obregón presentarán hoy en este pueblo los prototipos para autoconstrucción de vivienda económica para familias que perdieron las suyas.