Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 4 de febrero de 2007 Num: 622


Portada
Presentación
Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA
Jóvenes poetas españoles
Un ejercicio de libertad total
EDGAR ONOFRE
Entrevista con VILA-MATAS
Esperar lo inesperado
PAUL VIRILIO
Carpe Mare
JORGE VALDÉS DÍAZ-VÉLEZ
Belleza pide soneto
HJALMAR FLAX

Columnas:
Jornada de Poesía
JUAN DOMINGO ARGUELLES

Paso a Retirarme
ANA GARCÍA BERGUA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

La Jornada Virtual
NAIEF YEHYA

Cabezalcubo
JORGE MOCH

A Lápiz
ENRIQUE LÓPEZ AGUILAR

Artes Visuales
GERMAINE GÓMEZ HARO

Leer
Reseña de Jorge Alberto Gudiño Hernández sobre Del exilio a la memoria


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

Jóvenes poetas españoles

Es difícil trazar con justicia el panorama actual de la creación poética en España. No hay una perspectiva estática: las revistas literarias y las editoriales publican nuevas obras de forma constante y la profusión de voces impide que alguna acabe por imponerse (¿no ocurre lo mismo en México?). Los grandes referentes de la creación lírica siguen siendo los poetas mayores de antaño, muchos ya desaparecidos, como Claudio Rodríguez o José Ángel Valente. Los autores jóvenes parecen continuar la estela de Francisco Brines, Ángel González o Luis García Montero. Aun a riesgo de hacer una generalización, podemos afirmar que la voz poética española se caracteriza por su afán de claridad, la mesura, su cuidado en la forma, la sobriedad expresiva, el escaso interés por el juego o la experimentación verbal, la ausencia de beligerancia política y la narratividad. Los escritores que en estos momentos rondan la cuarentena (Juan Antonio González Iglesias, Benjamín Prado o Vicente Gallego, entre otros) están llamados a ser grandes nombres de la literatura en castellano o, mejor dicho, ya lo son, y sólo falta que el tiempo dé a sus libros esa pátina luminosa que reconocemos en los clásicos.

RICARDO VENEGAS


Poema

Sandra Santana

Una mosca
golpeándose reiteradamente
contra el cristal.

Abandono mi lápiz
sobre el papel, la dejo salir,
y cierro de nuevo
la ventana.

Reanuda su tarea
desde el exterior.

Nos entendemos:
todo puede resumirse
en el acto de huir.

Sandra Santana: Madrid, 1978. Licenciada en Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid. Colaboradora de las revistas El maquinista de la generación, Fósforo, La Dama Duende o Riff-Raff. Ha traducido al castellano una antología de poemas de Karl Kraus que próximamente publicará la editorial Pre-Textos.


(La decisión)

Andrés Neuman

A Care Santos, que me contó la historia de su padre

Atravesó la puerta.
Dobló el abrigo negro,
vistió con él la silla.
Lentamente se dirigió al desván
aún con la maleta
de madera de pino en una mano.
Se detuvo a medir
la quietud de la casa: era perfecta.

Puso un pie en la escalera.
Hubo un ruido de pájaros huyendo.
Descansó la maleta en la primera tabla,
respiró luz y polvo.
Subió cada peldaño sin apresurarse,
aunque una ansiedad roja le latía por dentro.

Al llegar al final, dejó en un ángulo
la maleta y abrió los ventanales:
la tarde encendió lámparas de invierno.
Él buscó en una caja
los pinceles del tiempo en que era joven,
los frascos de pintura un poco secos
y se miró las manos.
Arrastró su equipaje, lo vació por completo,
lo dio vuelta
y partiendo con calma la madera
pintó la primavera en el reverso.

Andrés Neuman: Buenos Aires, 1977, afincado en Granada (España). Además de una importante obra como narrador, es autor de los libros de poesía Métodos de la noche (Hiperión, 1998), El jugador de billar (Pre-Textos, 2000), El tobogán (Hiperión, 2002), Gotas negras (Plurabelle, 2003) y La canción del antílope (Pre-Textos, 2003).


Consideraciones

José Gutiérrez Román

I

Contra nosotros mismos los agravios
que cometimos.
La arrogancia que vistió nuestros actos
nos es devuelta en desamor, angustia, tormento.
Nada que nos diga que alguna vez
tuvimos los mapas del tesoro.

II

Quien nos enseñó a vivir
también nos presentó a la muerte.
Quien nos rescató del olvido
hizo de nosotros un fantasma a su antojo.
Nada tenemos que reprocharnos.
No fuimos ni mejores ni peores:
acaso desleales e ingratos
con quien nos dio su amor,
tal vez generosos con quien jamás nos quiso.

José Gutiérrez Román: Burgos, 1977. Autor del poemario Horarios de ausencia (Valladolid, 2001). Premio Letras Jóvenes de Castilla y León en los años 2000 y 2004. Colaborador de las revistas Luzdegás, Calamar, Fábula y El Extramundi.


Poema

David Ferrer

Había una ventana
y cada pequeño espacio de cristal, cada lámina
no era más que un espejo
donde mirar aquel rostro apenas iniciado,
la ternura tan joven de la contemplación.
Despacio va tomando forma el cuerpo prometido
sin conocer los límites fijos del crecimiento.
Es ésa también la hora reservada a preguntas
que acaban al sentir
sin una esperanza mínima,
imprevisto deseo de gozar con las cosas.

David Ferrer: Ávila, 1973. Autor del poemario Silencioso aleteo (Fundación Jorge Guillén, 1998). Codirector de la revista de investigación y ensayo literario Falsirena.


Poema

Fernando Romera

Qué mayor observancia
de las leyes del mundo este dejar
la vida a su dominio. Olvida
que en sus ojos habita
el deseo de amar el artificio,
las obras que le dan valor de hombre,
olvida
lo hermoso de la luz contra la roca:
En los claustros de Silos
ni los ángeles se atreven a hacer música.
En los Eremitani
hasta un ángel de Mantegna desafina.

Fernando Romera: Ávila, 1968. Autor de Profanación del agua (1997), Genealogía de la sombra (1996) y Palabra y materia, cuatro poetas franceses (2002, traducciones de Bonnefoy, Jaccottet, Réda y Nöel).


Home, Sweet Home

Toni Montesinos Gilbert

Me avergüenza mucho enseñar mi casa.

Es muy pequeña, las baldosas crujen
y el papel de la pared está sucio.

Los mayores de la familia dicen:
"Todo era feliz antes de la muerte."
Y añaden: "Tienes los muebles muy viejos...
aquí huele mal... comes porquerías..."
Todos ellos se fijan en la casa.
Ni una vez han reparado en mis ojos.

Mi casa es fea, poco acogedora.
No se la enseño a nadie. (Es por vergüenza.)

Sigo aquí. Aunque me han dejado solo.

Toni Montesinos Gilbert: Barcelona, 1972. Autor de los poemarios El atlas de la memoria (Ed. Eclepsidra, Caracas, 1998), Labor de melancoholismo (Premio Ciudad de Alcalá, 1999), La ciudad gris (Cuenca, 2001) y La muerte escondida (Ávila, 2004).


Territorio fractal

Carlos Briones

L(η1-D
Lewis Fry Richardson

Fractal. adj. Sentido intuitivo. Que tiene una forma –bien sea sumamente irregular, bien sumamente fragmentada– que sigue siendo la misma para cualquier escala a la que se realice el examen.
                                           Benoît Mandelbrot

Cuando intente medir la línea de la costa
de Samos o de América
con tanta precisión como soñó el geómetra
–estadios, pies, pulgadas o cabellos–
sabré de las distancias infinitas
y del esfuerzo estéril.

Mas hoy está tu cuerpo entre mis manos
y es descubrirlo empresa del viajero.

Recorreré tus poros
no a la manera ausente del poeta
sino con el oficio del cartógrafo:
dibujando sus valles, arboledas,
las piedras del camino,
el musgo de las piedras
y los poros del musgo con sus valles.

Nunca terminarás.
Ni yo de atesorar tu geografía:
cada vez más en ti,
cada paso más lejos de alcanzarme.

Carlos Briones: Colonia, Alemania, 1969. Doctor en Ciencias, vive en Madrid donde se dedica a la investigación molecular. viii Premio Hiperión de Poesía por su libro De donde estás ausente (1993). Posteriormente, ha publicado Memoria de la luz (Ed. dvd, 2002).


Descubrimiento en el otro

David Mayor

Me preguntó qué justificaba mi presencia en el mundo,
y le dije que, como todo bicho viviente que se precie,
acaso conspirar contra la realidad fuese lo principal.
Con pequeños desordenes, como ciertas substancias
que inyectadas en pequeñísima cantidad repetidamente
impresionan el deseo hasta que descubres sin algarada
que no todo está donde lo buscas ni existe dirección.
Me preguntó excitada, desnuda vistiéndose o al revés,
da lo mismo. Para ella estar ahí era lo que justificaba
su estar viva, su conspirador desorden, su pregunta.

David Mayor: Zaragoza, 1972. Colaborador en las revistas Riff-Raff, Ciclo o Calamar, mereció una beca de creación poética en la Residencia de Estudiantes de Madrid.


Un ermitaño

Agustín Pérez Leal

Si procuro vivir,
si me esfuerzo en saberme y ser vivido,
y he abierto las ventanas
a las cuatro estaciones,
y he dado de beber a la serpiente;

si casi siempre intento la mesura,
la palabra en su fiel y la plomada
quieta en su descender;

el trabajo completo,
la franqueza,

y busco el agua fresca, y busco el pan
y el sueño
y ortos y ocasos con paciencia,

y procuro estar limpio
y canto
y lloro,

¿qué me quieres decir con tanta nieve?

Agustín Pérez Leal: Teruel, 1965. Colaborador de revistas literarias como Turia, Reloj de Arena y Renacimiento. Autor del libro de poemas Cuarto cuaderno (Pre-Textos, 2001).


Viaje a Oporto

Óscar Esquivias

Despierto con la cabeza sobre el cristal
y siento de repente el frío
como un lametón
del animal que me cuida.
Perforo con los ojos la noche
buscando algo que se mueve,
formas humanas entre el frío y la humedad.
Los trenes se acoplan con ruido de bestias
en una estación portuguesa.
Un haz de raíles en la explanada.
Un silbato largo, un farolillo que oscila.
Los edificios chorrean agua.
Me despido de las pocas luces,
de las voces portuguesas,
de la suciedad,
de esta estación fronteriza,
agitando la mano ante la noche
como un príncipe se despediría
de la multitud que le aclama.

Óscar Esquivias: (Burgos, 1972). Su obra literaria ha merecido, entre otros, los premios Ateneo Joven de Sevilla y Arte Joven de la Comunidad de Madrid.