Política
Ver día anteriorMiércoles 11 de agosto de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Rindieron declaración ministerial; están concentrados en Iztapalapa

Posible exoneración a mandos de la PF
Gustavo Castillo García
 
Periódico La Jornada
Miércoles 11 de agosto de 2010, p. 5

Los cuatro mandos de la Policía Federal acusados de corrupción en Ciudad Juárez, así como unos 60 elementos de esa corporación, se encuentran concentrados en el Centro de Mando de la PF en la ciudad de México, a la espera de que las autoridades definan su situación legal y laboral.

En el caso de los mandos operativos de segundo nivel Salomón Alarcón Romero, Ricardo Duque Chávez, Joel Ortega Montenegro y Antelmo Castañeda Silva, únicamente rindieron declaración ministerial y no están detenidos en ninguna instalación de la Procuraduría General de la República (PGR), revelaron representantes del Ministerio Público Federal.

Lo anterior, a pesar de que la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal informó el pasado lunes que los mandos señalados como responsables de actos ilícitos contra la población juarense y los propios elementos policiacos, habían sido puestos a disposición de la PGR y se encuentran sujetos a investigación por su presunta responsabilidad en los delitos de corrupción, abuso de autoridad y manifestaciones de insubordinación.

Funcionarios de la PGR revelaron que los cuatro mandos comparecieron ante el agente del Ministerio Público dentro del propio Centro de Mando de la Policía Federal en Iztapalapa; añadieron que rindieron su declaración, pero fueron dejados en libertad hasta en tanto se acredite que tienen responsabilidades de tipo penal.

A diferencia de agentes que son señalados como responsables de delitos, y a los que la PGR ha mantenido bajo arraigo, en este asunto se esperará hasta la conclusión de las investigaciones, señalaron los entrevistados.

De acuerdo con fuentes consultadas en la SSP federal, tanto los agentes considerados instigadores o insubordinados que participaron en la manifestación realizada el sábado pasado en Ciudad Juárez, como algunos de los hombres más cercanos a los comandantes acusados, se encuentran suspendidos y también permanecen en las instalaciones de la institución que dirige Genaro García Luna.

El pasado lunes, la SSP informó que la Unidad de Asuntos Internos ha identificado a un grupo de personas instigadoras de las agresiones al grupo de mando y se están recopilando los medios de prueba necesarios para proceder contra quien resulte responsable; por el momento, han sido segregados de la operación para deslindar las responsabilidades que en su caso lleguen a determinarse.

Según fuentes federales, el grupo de agentes fue trasladado de Ciudad Juárez a la ciudad de México, y se mantienen en situación de presentes en el Centro de Mando hasta que comandantes bajo las órdenes del comisionado Facundo Rosas determinen si han incurrido en violaciones a las normas de la corporación y se les inician procedimientos de carácter administrativo.

La SSP federal ha informado que en Ciudad Juárez no se han visto afectadas sus operaciones contra el crimen organizado, toda vez que se mantienen en operación 5 mil elementos.

Durante la noche, en la Secretaría de Seguridad Pública federal circularon versiones sobre que los cuatro comandantes señalados no serán sancionados penal ni administrativamente porque, supuestamente, los agentes que los inculpan no han aportado pruebas suficientes para consignarlos ante un juez y en principio ni siquiera fueron puestos a disposición del Ministerio Público Federal como detenidos por un delito, sino como testigos de hechos ocurridos durante la insubordinación de un grupo de elementos federales.