Deportes
Ver día anteriorMartes 10 de enero de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Se coloca a la par de Platini, Van Basten y Cruyff en el número de premios ganados

Tercer Balón de Oro para Messi

Es muy joven y romperá todos los récords, indica Xavi

El portugués Cristiano Ronaldo ocupó el segundo lugar

Hugo Sánchez entregó al brasileño Neymar el galardón por el gol del año

Foto
Lionel Messi y Josep Guardiola, durante la ceremonia de la FIFA realizada en ZurichFoto Ap
Agencias
 
Periódico La Jornada
Martes 10 de enero de 2012, p. a13

Zurich, 9 de enero. Lionel Messi, el crack que habla poco y cuando está fuera de las canchas prefiere pasar inadvertido, volvió a ser elegido el mejor jugador de la temporada al conquistar por tercer año consecutivo el Balón de Oro, premio que el rosarino amenaza con monopolizar en el futuro.

Con casi la mitad de los votos, el chico que no podía crecer y pudo hacerlo gracias al tratamiento clínico que le pagó el Barcelona dejó en el camino al portugués Cristiano Ronaldo, delantero del Real Madrid (21.60 por ciento de votos), y al español Xavi Hernández, compañero azulgrana (con poco menos de 10 por ciento).

Este reconocimiento coloca a Messi en el mismo olimpo que ocupan leyendas como Michel Platini y los holandeses Marco van Basten y Johan Cruyff, todos ganadores del mismo premio en tres ocasiones. Aunque sólo el argentino y el francés lo consiguieron de manera consecutiva.

Es un placer muy grande para mí, el tercero que puedo conseguir, un honor grandísimo, celebró Messi en un breve discurso que lo mostró emocionado. Demasiado entusiasmo para un jugador que fue incapaz de dar un breve discurso ante sus compañeros de selección en Sudáfrica 2010, cuando Maradona decidió otorgarle el gafete de capitán.

Quiero agradecer a mis compañeros, tanto del Barça como de la selección argentina, porque sin ellos no hubiera conseguido ni éste ni los dos anteriores, en un ejemplo de lealtad al club que lo hizo quien actualmente es y a su país, cuya fidelidad le han cuestionado en diversos momentos.

Y a mi amigo Xavi, vos también te lo merecés, es un placer para mí estar al lado tuyo en la cancha, así que lo quiero compartir con vos, añadió el argentino, quien un año atrás se bloqueó y se olvidó de mencionar a sus compañeros de terna, Xavi y Andrés Iniesta.

Xavi, considerado el cerebro del Barcelona y la selección española, demostró que tiene muy claro que mientras Messi juegue como lo viene mostrando, ganar el Balón de Oro es una quimera para cualquiera.

Tengo por delante a un futbolista que va a ser el mejor de la historia de este deporte. Es muy joven, tiene 24 años, y va a superar todos los récords habidos y por haber, sintetizó el mediocampista.

Además del tercer Balón de Oro, había otro motivo para emocionar al tímido Messi, quien parecía un hervidero de sentimientos inocultables. Algo muy profundo le erizó el último rincón del alma: sintió que en Argentina, por fin, lo quieren.

Los premios que me dieron, el reconocimiento en mi país, el cariño de mi gente... Todo eso fue algo muy especial, dijo quien hace unos días fue declarado ciudadano de honor de Rosario, su ciudad natal, pero que hace seis meses fue silbado desde la tribuna durante su participación con la albiceleste en la Copa América.

“Hoy mi país se siente orgulloso de mí como nunca antes me lo habían hecho sentir y demostrado. Eso es para mí algo muy grande y lo agradezco.

Se nos escaparon muchas oportunidades con la selección, admitió Messi, quien no dudó en hablar claro sobre el nivel del combinado que desde hace pocos meses dirige Alejandro Sabella: Hoy la realidad es que estamos muy lejos de ser campeón del mundo, hay muchas selecciones por delante nuestro.

No todo fueron éxitos para Messi en la noche invernal sobre el lago de Zurich, porque el brasileño Neymar se llevó el premio Puskas al mejor gol del año, al que eran candidatos también el argentino y el inglés Wayne Rooney. El premio lo entregó el Pentapichichi Hugo Sánchez.