Política
Ver día anteriorJueves 20 de junio de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Su modernización está en posibilitar la participación del sector privado, señala

Ampliar Pemex no implica que se vaya a privatizar: Peña Nieto

‘‘Buscamos elevar su capacidad bajo la base de que el Estado debe mantener la propiedad sobre los hidrocarburos y seguir manteniendo la rectoría’’ sobre la empresa, dice en Londres

La paraestatal no tiene por sí misma los recursos económicos para desarrollar infraestructura

Foto
El presidente Enrique Peña Nieto se refirió ayer en Londres a la reforma en materia de energía y comentó: ‘‘Lo que buscamos es ampliar la capacidad de Petróleos Mexicanos bajo la base y sobre un consenso que tenemos con las fuerzas políticas y que tiene el propio gobierno de la República: el Estado debe mantener la propiedad de los hidrocarburos; el Estado debe mantener la rectoría sobre Pemex’’. No es, continuó, ‘‘y quiero dejarlo claramente señalado y subrayado, no se trata de privatizar’’Foto Presidencia
Rosa Elvira Vargas
Enviada
Periódico La Jornada
Jueves 20 de junio de 2013, p. 3

Londres, 19 de junio.

En la iniciativa de reforma hacendaria que el gobierno y los partidos del Pacto por México enviarán en breve se busca cumplir con un principio de ‘‘progresividad’’ para hacer pagar más a quienes más ganan y fortalecer la capacidad del Estado para atender las necesidades sociales, aseguró el presidente Enrique Peña Nieto en el último día de su gira por el Reino Unido.

Sobre la anunciada iniciativa para el sector energético, puntualizó: ‘‘Buscamos ampliar la capacidad de Pemex bajo la base y sobre un consenso que tenemos las fuerzas políticas: el Estado debe mantener la propiedad sobre los hidrocarburos y seguir manteniendo la rectoría sobre Petróleos Mexicanos, pero necesitamos ampliarlo. La modernización y transformación de Pemex está en posibilitar la participación del sector privado. Esta es sin duda una de las metas y alcances’’.

Recalcó: ‘‘No se trata de privatizar. Algunos han creído que la participación del sector privado es privatizar; al contrario, una y otra vez he insistido y he declarado: el Estado seguirá siendo propietario de los hidrocarburos, dueño del petróleo, pero necesitamos ampliar su capacidad. Pemex por sí mismo no tiene los recursos económicos suficientes para detonar y desarrollar infraestructura para generar más energía’’.

Después de la polémica causada la víspera por sus declaraciones al diario londinense Financial Times y a la agencia Bloomberg, a los que habló sobre hacer reformas constitucionales y por esa vía romper el monopolio estatal, el presidente Peña planteó que si el objetivo en México es tener electricidad más barata y mayor producción de gas natural, ‘‘tenemos que ampliar nuestra generación de energía y asegurar la participación del sector privado en mecanismos que además están ya probados en otras partes del mundo, y que sin perder el Estado la propiedad den esta facilidad y oportunidad’’.

En su introducción a la conferencia ‘‘Mexico’s moment: estructural reforms, democratic governance and global engagement’’ (El momento de México: reformas estructurales, gobernabilidad democrática y compromiso global), dictada en el Chatham House, instituto especializado en estudios internacionales, Peña Nieto admitió el irónico crecimiento del país en dos velocidades: una de progreso y desarrollo y otra de rezago y atraso, donde una parte importante de su población carece de las condiciones necesarias para el goce efectivo de sus derechos.

Temas obligados fueron también seguridad y derechos humanos. En ese contexto ratificó su compromiso para atender la ‘‘amplia demanda social’’ en ambas materias. Defendió su estrategia de combate a la criminalidad y ubicó las condiciones de violencia en 196 de los 2 mil 400 municipios mexicanos.

‘‘Observamos avances en esta materia y las denuncias han disminuido’’, dijo, y aseguró que sin subestimar ‘‘siempre estaremos abiertos a mejorar a partir de la evaluación que se haga de la estrategia’’, pues las cifras lo llevaron a afirmar que ‘‘vamos por la ruta adecuada’’.

El mandatario mexicano habló además de la propuesta de reforma política que ya se trabaja en el Pacto por México en temas como las candidaturas ciudadanas, iniciativa popular y consulta ciudadana, reforma a instituciones y procedimientos electorales, reformas al régimen de gobierno y temas como la relección de legisladores, gobiernos de coalición y la reforma política para el Distrito Federal.

El pacto no ha estado exento de ‘‘presiones y momentos ríspidos’’

Admitió que el pacto no ha estado exento de ‘‘presiones, diferencias y momentos ríspidos’’, los cuales consideró naturales y para cuya solución siempre ha habido disposición, actitud y aptitud. Y enfatizó: ‘‘Cuando decimos que es el momento de México es porque estamos aprovechando a fondo los instrumentos al alcance para detonar el potencial del país’’ y donde la pluralidad política y las diferencias ideológicas no son obstáculo para impulsar los cambios que se requieren.

Entre los asistentes al Chatham House este día se encontraba la ex secretaria de Estado de Estados Unidos Condoleezza Rice.