Estados
Ver día anteriorMiércoles 9 de octubre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Integran policías comunitarias en 25 pueblos

Queman 10 viviendas de presuntos sicarios en Chichihualco, Guerrero
Sergio Ocampo Arista
Corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 9 de octubre de 2013, p. 36

Chilpancingo, Gro., 8 de octubre.

Decenas de vecinos de varios poblados prendieron fuego el lunes pasado a 10 casas ubicadas en la comunidad Campo de Aviación, municipio de Leonardo Bravo (Chichihualco), en las cuales vivían familias de presuntos sicarios que el viernes pasado se enfrentaron con elementos del Ejército Mexicano, lo que dejó saldo de tres supuestos pistoleros muertos.

Las 10 casas que fueron quemadas se encontraban abandonadas desde el día de la confrontación. Cuatro estaban hechas de madera, el resto de cemento y ladrillo. Mientras las viviendas ardían, los aproximadamente cien habitantes de Campo de Aviación sólo miraban.

Las lluvias provocadas por los fenómenos meteorológicos Manuel e Ingrid, a mediados de septiembre pasado, no sólo dañaron cultivos de maíz, frijol, plátano y otros productos, sino que también afectaron cultivos de droga. Por ello, cárteles de narcotraficantes se disputan actualmente territorios para sembrar y traficar con estupefacientes, siendo el escenario de las confrontaciones las regiones Costa Grande, Tierra Caliente y Norte de Guerrero, colindantes con la Sierra Madre del Sur.

En este contexto, también el lunes, comisarios de al menos 25 comunidades ubicadas en los municipios de Leonardo Bravo (Chichihualco) y Heliodoro Castillo (Tlacotepec), que se hallan en la Sierra Madre del Sur, integraron la policía comunitaria independiente de la Sierra en el poblado Los Morros.

Entre las comunidades que integrarán policías comunitarias destacan Yextla, Filo de Caballos, Los Morros, La Escalera, La Laguna, El Naranjo, Polixtepec, Carrizal de Bravos, Puentecillos, Mirabal, Jalaca, Izotepec y Campo de Aviación.

Gabriel Bruno Altamirano, comandante de la policía comunitaria en Los Morros, señaló: En este pueblo somos seis (agentes comunitarios), tenemos una escopeta calibre 12 y una 410, usamos machetes, garabatos (hoces). Hay mucha inseguridad en nuestra región, y pensamos que con esta policía podemos mejor la seguridad porque la gente que viene a hacer sus desmanes no son de aquí, nosotros somos gente de trabajo.

Antes de la reunión convocada en Los Morros –a unos cien kilómetros de Chilpancingo–, habitantes de distintas comunidades de la Sierra Madre del Sur instalaron un retén en la carretera que va de Chilpancingo a Heliodoro Castillo. Los pobladores asimismo retuvieron durante media hora a decenas de soldados que viajaban en tres vehículos Hummer, procedentes de Campo de Aviación.

Añadir un comentario