Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 20 de mayo de 2007 Num: 637

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

Presos en todavía
cuento corto y repetitivo

ALEJANDRO MARÍN

Poema
ODYSSEAS ELYTIS

Algo sobre Fanny Rabel
RAQUEL TIBOL

Antonio Gamoneda: la constelación del lenguaje

El exilio fecundo de Gombrowicz
ALEJANDRO MICHELENA

Sorpresa con Hegel
MANUEL JIMÉNEZ REDONDO

Jacques Prévert:
ni santo ni mártir

RODOLFO ALONSO

Columnas:
Galería
RODOLFO ALONSO

Las Rayas de la Cebra
VERÓNICA MURGUíA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

Corporal
MANUEL STEPHENS

Cabezalcubo
JORGE MOCH

El Mono de Alambre
NOÉ MORALES MUÑOZ

Mentiras Transparentes
FELIPE GARRIDO

Al Vuelo
ROGELIO GUEDEA


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

Felipe Garrido

Tereyasi

Dicen que el tereyasi es un pájaro grande, muy silbador, azul, verde y amarillo. Que llega al pardear la tarde y se para en los aleros de los tejados; allí lanza su grito, yasi, yasi, yasi... Es gran cazador de peces, ranas y ajolotes, y le gustan las guayabas, los higos, los duraznos, pero más que nada las granadas. Las abre como si las acariciara, mete el pico y se lleva solamente un grano, brillante como un rubí o como la carne abierta. La gente lo persigue, lo espanta, lo mata porque dice que con la primera estrella se convierte en un enano que se roba a las muchachas bonitas. Dicen que se le conoce en que lleva siempre un sombrero de paja, de alas muy anchas, con una pluma azul, otra verde y otra amarilla, y un bastón de oro con un rubí. Dicen que otros nunca espantan al tereyasi. Lo siguen, lo acechan, esperan atraparlo cuando se vuelva el enano, porque dicen que quien consiga quitarle su bastón se hará irresistible a cualquier mujer.